Jump to content
The World News Media

Juez dicta que una adolescente testigo de Jehová recibirá transfusiones de sangre


Guest Nicole

Recommended Posts

  • Guest

Un juez ha autorizado a un hospital de Montreal a realizar transfusiones de sangre para tratar a una adolescente de 14 años con cáncer, a pesar de su rechazo porque es testigo de Jehová.

Al permitir las transfusiones, el tribunal dictaminó que es lícito proteger a los niños, a veces "contra sí mismos", cuando sus decisiones pueden ser fatales.

Bajo la ley de Quebec, los menores de 14 años pueden rechazar ciertos servicios de salud. Sin embargo, si los padres del niño o un hospital -en este caso, el Centro Universitario de Salud McGill- quieren administrar esos servicios, pueden solicitar el permiso de un juez.

El juez de la Corte Superior, Lukasz Granosik, dijo en su decisión que la adolescente es "una chica brillante y articulada" que tiene mucho éxito en la escuela y tiene una "madurez más allá de su edad biológica", pero que aún no estaba madura para decidir, y estaba bajo la presión de sus padres que también son testigos de Jehová.

Granosik también señaló que la niña habló de la muerte con "renuncia", a pesar de tener un 97 por ciento de posibilidades de recuperación si se sometió a tratamiento.

En junio de 2017, descubrió que tenía linfoma de Hodgkin, una forma de cáncer, y tuvo que comenzar la quimioterapia.

Este tratamiento, sin embargo, a menudo requiere transfusiones de sangre. Sin ella, la paciente podría morir o sufrir un daño neurológico irreversible, dijo su médico.

Los Testigos de Jehová no aceptan transfusiones de sangre.

La decisión del juez Granosik fue rendida el 1 de septiembre.

 

Link to post
Share on other sites

  • Views 673
  • Replies 0
  • Created
  • Last Reply

Popular Days

  • Similar Content

    • By LNN
      https://www.cnn.com/2020/11/22/americas/canada-warns-moose-lick-cars-trnd/index.html

       
      And yes.... you did read that headline correctly.
      I would still like to know what "Salt licks" are. 😉
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Un grupo de testigos de Jehová realizó lo que podría considerarse como uno de los secuestros más extraños hasta el momento, y es que privaron de la libertad a sus vecinos asegurando que se encontraban huyendo del fin del mundo, de acuerdo con reportes policiales de Alberta, en Canadá.
      Jacqueline Schaffter, juez de la corte provincial argumento que los tres detenidos, dos mujeres y un hombre que hasta el momento no han sido identificados, sufren de un extraño trastorno psicótico el cual hasta el momento no ha sido revelado y por el que deberán llevar un tratamiento para evitar hacerse daño a si mismos o a terceros.
      El extraño secuestro ocurrió en el mes de noviembre del año 2017 cuando cinco personas entre ellas dos menores de edad, fueron obligados a abandonar su hogar y abordar una camioneta junto a los testigos de Jehová, cuatro de los cuales se encontraban completamente desnudos.
      El hombre y su familia lograron escapar y ayudaron a las autoridades a dar con los sospechosos quienes de inmediato fueron arrestados.
      Al declararse culpables por los delitos de secuestro y confinamiento ilegal, los detenidos recibieron como sentencia un año de servicio comunitario y dos de libertad condicional, además de tener que someterse a un tratamiento de consejería.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.  

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Unos padres de familia se negaron a que su bebé reciba una transfusión de sangre a pesar de que lo necesitaba con urgencia debido a que iba a ser sometido a una operación quirúrgica muy riesgosa en el Hospital de Puerto Madryn, en Argentina.
      Los progenitores del bebé se negaron a la transfusión de sangre porque son testigos de Jehová, religión cuya doctrina prohíbe a sus miembros tomar esta medida.
      Según la pediatra María López, el bebé presentaba una malformación en el cráneo conocida como craneosinostosis, la cual ocasiona la pérdida de la simetría craneal. La intervención estuvo a cargo del neurocirujano Pablo Galván.
      Sin embargo, los médicos operaron al bebé con otro método que no puso en riesgo su vida. De esa manera, el pequeño fue operado y no hubo complicaciones, pero los especialistas comentan que se arriesgaron mucho, ya que el menor pudo morir.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      La juez de garantías del Primer Circuito Judicial de Panamá, Elkis Martínez, autorizó ayer la extracción de sangre a un indiciado y a otra persona investigada, y legalizó la incautación de datos de un dispositivo celular, como parte de la investigación por la muerte de Eduardo Calderón, en un hecho registrado en un hotel de la localidad, el pasado 7 de julio.
      La juez de garantías acotó que la autorización de la extracción sangre a un indiciado y que fue pedida por el Ministerio Público, no atenta contra la dignidad humana de la persona, ni contra los derechos humanos, debido a la gravedad del delito que se investiga, por lo que se debe ser responsable con la investigación.
      Además, el Código Procesal Penal establece que la extracción puede ser solicitada por el juez de garantías.
      El Ministerio Público, que estuvo representado por el fiscal Emeldo Márquez, de la Sección de Homicidios y Femicidios de la Región Metropolitana, solicitó al Tribunal de Garantías que se autorizara la extracción de sangre a un indiciado y a otra persona, y se legalizara la incautación de datos de un teléfono celular.
      Sarai Balisdell, del equipo de la defensa, argumentó que no estaba de acuerdo con la extracción de sangre a su representado, debido a que pertenece a la congregación de los Testigos de Jehová, y esta denominación religiosa no permite la extracción de sangre.
      Previo a esta audiencia, y por la misma causa, el Ministerio Público solicitó una ante un juez de garantías para control de legalidad. La misma no se realizó por la falta de notificación de algunos abogados de la defensa. El único imputado en esta investigación no asistió.
      Esta pesquisa tuvo su origen el pasado 7 de julio de 2018, en un hotel de la localidad, donde murió Eduardo Calderón. Por esta causa hay una persona imputada.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Paramedics say one person is dead after two small planes collided in mid-air over Ottawa‘s west end just after 10 a.m. on Sunday morning.
      Ottawa police said that one of the aircraft crashed into a field near McGee Side Road just east of the 417 in Carp in rural west Ottawa. A spokesperson for Ottawa paramedics said an occupant of that plane was pronounced dead on the scene.
      The other aircraft was redirected to Ottawa International Airport and landed safely, sustaining only minor damage. No injuries were reported aboard that plane.
      It’s not known how many people were aboard each aircraft, or how exactly the collision occurred.
      The Transportation Safety Board of Canada is investigating
      Read more: https://globalnews.ca/news/4628657/ottawa-aircraft-collision-midair/
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      El paciente es un hombre de 54 años que por motivos religiosos se negó a recibir sangre de terceros. Tenía una disección de la aorta, un problema grave que amerita cirugía. Profesionales rosarinos lograron hacer el procedimiento con éxito.

      Caso complejo. Los doctores Argüello, Tomasini y Zanuttini optaron por una técnica poco usual. Virginia Benedetto
      Domingo 07 de Octubre de 2018
      Medicina sin sangre. Ese es el desafío que enfrentan los profesionales que deben dar respuestas a dolencias de personas que por creencias religiosas se niegan a las transfusiones. Como los Testigos de Jehová, que se basan en el Antiguo Testamento en el que —según entienden— se dice que quienes son fieles a Dios deben abstenerse de recibir sangre ajena.
      Con esa situación se encontró el equipo de cardiología del Sanatorio Británico de Rosario hace algunas semanas al recibir a un hombre de 54 años con una patología grave que requería una cirugía compleja de urgencia y en la que por lo general se necesita recurrir a transfusiones. Ante la postura del paciente y su familia, que dejó en claro que no aceptaría ese recurso, los médicos optaron por una intervención menos invasiva aunque mucho más difícil de realizar. El procedimiento fue exitoso y el paciente se recupera favorablemente.
      Leer más: 
      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content. Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Una hematoma periventricular y una anemia severa mantienen internada a María José Pinto de 33 años en el Hospital San José en Santiago, a la espera de la solución definitiva de un conflicto que podría ser determinante para su condición médica y que abre una discusión país sobre la existencia de un sistema de salud paternalista versus otro que privilegia la autodeterminación de las personas.
      Según informó el matutino LUN, el recinto asistencial interpuso un recurso de protección a favor de la paciente ante la Corte de Apelaciones de Santiago, con el fin de protegerla de la firme decisión de su familia y de una de sus hermanas, Valeska Pinto, quienes se oponen a que sea sometida a una trasfusión de sangre, ya que todos son Testigos de Jehová, religión que se niega a este tipo de intervenciones.
      Pese a los alegatos de la familia, el tribunal falló a favor del requerimiento hecho por el hospital el pasado 13 de julio, permitiendo al recinto disponer de los tratamientos médicos necesarios para salvaguardar la vida de la mujer.
      http://www.chvnoticias.cl/nacional/acogen-recurso-de-proteccion-presentado-por-hospital-san-jose-para/2018-07-19/180917.html
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      La Corte de Apelaciones de Santiago de Chile acogió un recurso de protección presentado por la dirección del Complejo Hospitalario San José contra una paciente y sus familiares, quienes se niegan a recibir transfusiones de sangre por ser testigos de Jehová, tal como informa El Ciudadano.
      En fallo dividido, la Primera Sala del tribunal de alzada acogió la acción cautelar y ordenó brindar toda la asistencia médica y tratamientos, incluidas las transfusiones de sangre, que aseguren la vida e integridad física y psíquica de María José Pino Garrido.
      Situación de gran riesgo
      La mujer ingresó el 10 de junio de este año en el servicio Urgencias del Hospital San José debido –según se detalla en el fallo de la Corte– “a un cuadro de cefalea súbita, con compromiso de conciencia y hemiparesia derecha”, detectándose en ese momento una “hemorragia intracerebral e hidrocefalia aguda, lo que motivó su ingreso urgente a pabellón para la instalación de drenaje ventricular externo”.
      Sin embargo, al momento de realizar su ingreso formal en el recinto asistencial, la mujer aseguró ser testigo de Jehová, lo que quedó registrado en su ficha clínica. De ahí que sus familiares rechazaran la transfusión de glóbulos rojos que el equipo médico les informó que debían realizar a María José.
      http://www.infocatolica.com/blog/infories.php/1807180805-chile-la-justicia-ordena-tran
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Una salteña de 49 años sobrevivió el mes pasado a un trasplante que le permitió salir airosa tras ser diagnosticada con un grave caso de hepatitis autoinmune. Lo particular del caso es que la mujer fue operada sin recurrir a la transfusión de sangre, ya que es testigo de Jehová.
      El procedimiento prácticamente no tiene antecedentes a nivel nacional y la primera vez que se llevó a cabo fue en 2001 en el Hospital Italiano de Buenos Aires. Ahora y por primera vez en el interior del país, un grupo de 60 médicos rosarinos completó con éxito la cirugía para que la paciente pueda recibir un hígado sin recurrir a sangre de otras personas, algo que está prohibido para quienes para quienes tienen esas creencias.
      Tal como ocurrió en esa primera oportunidad, cuando en el centro de salud porteño consiguieron salvar la vida de una mendocina de 48 años del mismo credo que padecía cirrosis, los profesionales del Hospital Privado de Rosario (HPR) completaron con éxito una operación que requirió coordinar siete servicios diferentes bajo las órdenes de la unidad de Hígado que comanda Andrés Ruf.
      Leer más: 
      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      The Supreme Court of Canada Thursday heard arguments in a fight over a church’s “shunning” practice, and said it would release a ruling later, but the congregation involved and several other groups argued that the justices had no right to even take part in the fight.
      The fight is between Randy Wall, a real estate agent, and the Highwood congregation of the Jehovah’s Witnesses organization in Calgary.
      Wall was expelled from the congregation for getting drunk and not be properly repentant, court records said. He pursued a church appeals process, unsuccessfully, then went to court because he said the church’s “shunning,” that is, practice of not associating with him in any way, hurt his business.
      He explained his two occasions of drunkenness related to “the previous expulsion by the congregation of his 15-year-old daughter.”
      A lower court opinion explained, “Even though the daughter was a dependent child living at home, it was a mandatory church edict that the entire family shun aspects of their relationship with her. The respondent said the edicts of the church pressured the family to evict their daughter from the family home. This led to … much distress in the family.”
      The “much distress” eventually resulted in his drunkenness, Wall said.
      See the WND Superstore’s collection of Bibles, including the stunning 1599 Geneva Bible.
      Wall submitted to the court arguments that about half his client base, members of various Jehovah’s Witnesses congregations, then refused to conduct business with him. He alleged the “disfellowship had an economic impact on the respondent.”
      During high court arguments Thursday, the congregation asked the justices to say that congregations are immune to such claims in the judicial system.
      The lower courts had ruled that the courts could play a role in determining if, and when, such circumstances rise to the level of violating civil rights or injuring a “disfellowshipped” party.
      The rulings from the Court of Queen’s Bench and the Alberta Court of Appeals said Wall’s case was subject to secular court jurisdiction.
      A multitude of religious and political organizations joined with the congregation in arguing that the Canada’s courts should not be involved.
      The Justice Center for Constitutional Freedoms said in a filing, “The wish or desire of one person to associate with an unwilling person (or an unwilling group) is not a legal right of any kind. For a court, or the government, to support such a ‘right’ violates the right of self-determination of the unwilling parties.”
      Previous case law has confirmed the ability of religious or private voluntary groups to govern themselves and dictate who can be a member.
      But previously rulings also reveal there is room for the court system to intervene when the question is one of property or civil rights.
      The Association for Reformed Political Action, described the case as having “profound implications for the separation of church and state.”
      Its position is that the court should keep hands off the argument.
      “Secular judges have no authority and no expertise to review a church membership decision,” said a statement from Andre Schutten, a spokesman for the group. “Church discipline is a spiritual matter falling within spiritual jurisdiction, not a legal matter falling within the courts’ civil jurisdiction. The courts should not interfere.”
      John Sikkema, staff lawyer for ARPA, said, “The issue in this appeal is jurisdiction. A state actor, including a court, must never go beyond its jurisdiction. The Supreme Court must consider what kind of authority the courts can or cannot legitimately claim. We argue that the civil government and churches each have limited and distinct spheres of authority. This basic distinction between civil and spiritual jurisdiction is a source of freedom and religious pluralism and a guard against civic totalism.”
      He continued, “Should the judiciary have the authority to decide who gets to become or remain a church member? Does the judiciary have the authority to decide who does or does not get to participate in the sacraments? Church discipline is a spiritual matter falling within spiritual jurisdiction, not a legal matter falling within the courts’ civil jurisdiction. The courts should not interfere. Here we need separation of church and state.”
      The Alberta Court of Appeal, however, suggested the fight was about more than ecclesiastical rules.
      “Because Jehovah’s Witnesses shun disfellowshipped members, his wife, other children and other Jehovah’s Witnesses were compelled to shun him,” that lower court decision said. “The respondent asked the appeal committee to consider the mental and emotional distress he and his family were under as a result of his duaghter’s disfellowship.”
      The church committee concluded he was “not sufficiently repentant.”
      The ruling said “the only basis for establishing jurisdiction over a decision of the church is when the complaint involves property and civil rights,” and that is what Wall alleged.
      “Accordingly, a court has jurisdiction to review the decision of a religious organization when a breach of the rules of natural justice is alleged.”
       
       
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, en mayoría, integrada por Miryam Peña, Miguel Óscar Bajac y Gladys Bareiro de Módica, dio trámite a la acción de inconstitucionalidad planteada por Eduvigis Fariña, quien profesa la religión de los Testigos de Jehová, una rama del cristianismo que no permite la transfusión de sangre, y que pretende se declare inconstitucional la sentencia del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial de Central, que confirmó que su esposa, Linia Ayala González, sea sometida a una transfusión de sangre a pesar de profesar dicha religión.
      Los ministros de la Corte, Peña y Bajac, votaron por dar trámite a la acción, mientras que Módica votó por rechazar in limine la presentación que hizo Fariña. Ahora, los altos magistrados deberán analizar la acción para luego resolver sobre el fondo de la cuestión.
      Meses atrás, el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) presentó un amparo judicial para realizar una transfusión de sangre a Ayala, quien ingresó con un cuadro grave de salud. La mujer se negó, por lo que los médicos recurrieron a la justicia, obteniendo una decisión favorable.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • By Bible Speaks
      RARE VIDEO OF STEVE: Last night in parts of Canada, dogs started barking at the midnight sky. The canines were responding to a bright purple ribbon of light--also known as "STEVE." The apparition, which occurred during a G1-class geomagnetic storm, was so long-lasting that at least one onlooker had time to capture rare video of the phenomenon. This is a still frame from a video of STEVE captured on April 10th by Matthew Wheeler of Robson Valley BC Canada. .
      .
      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content. Romans 1:20. #OurCreatorJehovahGod?

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Christian es el demandante representativo en una demanda colectiva de $66 millones que se ha entablado contra los Testigos de Jehová en Canadá. Es en nombre de él y de otros sobrevivientes de abuso sexual infantil, quienes acusan a la secta de proteger a los depredadores sexuales de la justicia.
      La demanda, que aún no ha sido certificada por el tribunal, es simplemente la última en lo que se ha convertido en una creciente presión internacional sobre la secta religiosa para cambiar la doctrina que los críticos dicen que protege a los pedófilos.
      Se llama la Regla de los Dos Testigos. Al citar las Escrituras, los testigos de Jehová requieren que haya al menos dos testigos de actos de abuso sexual infantil antes de que se pueda tomar alguna medida contra presuntos abusadores sexuales, a menos que haya una confesión.
      A través de una investigación que se extiende desde Canadá, EE. UU., Inglaterra y Australia, el programa W5 expone cómo la organización desalentó las acusaciones de agresión sexual de ser denunciadas a la policía.
      También revela que los Testigos de Jehová mantienen una base de datos secreta, documentando cada alegato de abuso sexual contra miembros que alguna vez se haya realizado.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.  

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Los testigos de Jehová rechazan las transfusiones de sangre, lo que, entre otras cosas, complica sus posibilidades de recibir un trasplante. Sin embargo, el Hospital del Mar de Barcelona acaba de poner en marcha un protocolo de trasplante renal apto para las personas de esta confesión religiosa.
      El procedimiento, que garantiza que no se hará ninguna transfusión de sangre durante todo el proceso, ya se ha probado con éxito en dos pacientes en 2016 y 2017. Uno de ellos se realizó con un donante vivo, que también era testigo de Jehová, y el otro con el órgano de un paciente fallecido.
      Según explican desde el centro sanitario, se puede realizar un trasplante renal sin contar con la opción de la transfusión si se sigue un protocolo específico que abarca los preparativos antes de la cirugía, así como la intervención y la atención postoperatoria.
      Lo primero que se hace una vez que el paciente es aceptado como candidato a trasplante, explica Marta Crespo, jefa de sección de Nefrología del Hospital del Mar, es someter al enfermo a «un tratamiento con eritropoyetina» -un fármaco que estimula la producción de glóbulos rojos- "para garantizar que su organismo tiene unos buenos niveles de hemoglobina". No se permite, por ejemplo, que el paciente tenga un cierto grado de anemia, que sí es aceptable en otros pacientes (la falta de hierro es habitual en los pacientes con insuficiencia renal), porque en estos casos "el margen de seguridad debe ser más amplio" ya que la opción de la transfusión si se producen grandes pérdidas de sangre no se contempla.
      Además, se informa al paciente sobre determinadas actuaciones posibles, como el uso de factores de la coagulación aislados, que podrían aplicarse en caso de sangrado agudo.
      Ya durante la intervención, se utiliza un equipo denominado cell saver, que lo que hace es recuperar parte de la sangre del paciente si se producen hemorragias para, después de un proceso de limpiado, volver a transfundirle directamente sus propios glóbulos rojos. En caso necesario, el paciente recibe, por tanto, una especie de autotransfusión.
      Al finalizar la cirugía, el enfermo se traslada a la Unidad de Reanimación Postquirúrgica, "donde es monitorizado y controlado para detectar precozmente un posible sangrado". Es importante realizar una detección rápida de cualquier problema en estos casos, subraya Lluís Cecchini, jefe del servicio de Urología y Cirugía del Trasplante del centro barcelonés, ya que, "como la transfusión está descartada, deben considerarse tratamientos más agresivos, como la realización de una nueva intervención quirúrgica".
      Realizar cualquier trasplante renal es un procedimiento complejo en el que "hasta un 40% de los pacientes necesitan una transfusión", apunta Cecchini. Hacerlo en un paciente que rechaza este último procedimiento es, por tanto, aún más complejo y "obliga a tener un cuidado específico en determinados aspectos de la cirugía y durante el postoperatorio".
      De cualquier manera, el riesgo de fallecimiento para los pacientes que rechazan recibir sangre de un donante es más alto ya que, aunque existen medidas para tratar de recuperar una pérdida importante de volumen sanguíneo, llegados a un punto crítico, no hay alternativas igual de efectivas que una transfusión.
      Tanto Crespo como Cecchini recuerdan que, para poder llevar a cabo este protocolo, ha sido necesario que los profesionales sanitarios implicados hayan aceptado renunciar a las transfusiones como opción terapéutica en el caso de los testigos de Jehová.
      "El equipo del centro ha adquirido el compromiso de respetar las creencias y valores de este colectivo y no realizar ninguna transfusión de sangre durante el proceso de trasplante", comentan.
      El protocolo desarrollado "podría aplicarse en otro tipo de trasplantes o cirugías de otras características", explica Cecchini, aunque en algunos casos, como las cirugías oncológicas, podría no ser recomendable.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      El director gerente del Hospital de Hellín, Ángel Losa, se ha reunido esta semana con dirigentes de Testigos de Jehová, con el fin de revisar el protocolo de actuación sanitaria que, actualmente, existe implantado a la hora de atener a estos pacientes.
      Junto a Losa estuvieron presentes Santiago Martínez, presidente de Testigos de Jehová, en Albacete, y Carlos Lara, como secretario, con el fin de perfeccionar y mejorar el actual protocolo que mejore el trato que reciben los pacientes que pertenecen a este colectivo.
      Mejorar, ante todo
      Tras la reunión en las dependencias del centro hospitalario, el responsable de éste declaraba que “el objetivo es mejorar la calidad asistencial que reciben estas personas, respetando sus creencias, desde un punto de vista, ético y religioso, así como facilitar una mayor cohesión, entre pacientes y profesionales sanitarios”.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Los médicos del hospital Rawson se ven imposibilitados de transfundirle sangre, algo fundamental para su recuperación, por el documento firmado por María Sara Bustos, de 38 años, ante escribano público. Es que los testigos de Jehova no aceptan la transfusión por cuestiones bíblicas.
      Ante la situación, los médicos del hospital enviaron un radiograma a la comisaría 1, quien confirmó la información. Ahora los efectivos de seguridad se vieron obligados a pedir autorización de la justicia   
      ¿Por qué se niegan a recibir sangre los Testigos de Jehova?
      La razón por la cual los testigos de Jehová no aceptan las transfusiones es que aducen que recibir sangre es como ingerirla, comerla. Y como ciertamente existen versículos que expresan que comer sangre es comer la vida o el alma, ellos creen tener motivo para no aceptar estas prácticas. Es decir, que interpretan literalmente lo que señalan algunos pasajes de la Biblia.
      Tal es el caso de Génsis9:4. Después del Diluvio, Dios les permitió a Noé y a su familia consumir carne animal, pero con una salvedad:"Sólo carne con su alma-su sangre- no deben comer".
      Otro versículo es el de Levítico 17:14 que dice: "No deben comer sangre de ninguna clase de carne, porque el alma de toda clase de carne es su sangre. Cualquiera que coma será cortado".
      El paciente Testigo de Jehová , tiene el derecho, en base a los derechos de autonomía individual,a decidir si se transfunde o no. En el caso de menores de edad o pacientes embarazadas, la decisión pasa por un familiar directo.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • By Bible Speaks
      CANADA STUDIES THE BEHAVIOR AFTER THE DENUNCIATION OF A POLITICS AGAINST JEHOVAH'S WITNESSES.
      For this, they will consult with Jehovah's ExWitnesses.
      The press article says:
      This is the report of the medical examiner Luc Malouin the death of Eloise Dupuis, a young Jehovah's Witness died a week after giving birth and who had refused a blood transfusion, causing the member of Taschereau to act.
      The letter sent to the Vice-president of the Commission of Institutions, the member of the Parliament for Verchères Stéphane Bergeron, specifically mentions members of sects who are in emergency medical situations, especially women.
      Although the Liberal Party has a majority in the Institutions Committee, Ms. Maltais hopes that she can convince the majority of the members to study the matter in a parliamentary committee. "Jehovah's Witnesses, former Jehovah's Witnesses, representatives of hospitals and public health could testify, the idea is to understand, because forensic reports will always say that all the rules have been respected. free and voluntary consent when a person has been in a cult for years and is under pressure, "says Maltais.
      Published last week, the coroner's report indicated that Malouin is independent and without undue influence how her religious community Eloise Dupuis had rejected a blood transfusion in October 2016. The 27-year-old resident of San Marguerite, Beauce died in the Hôtel-Dieu de Lévis a week later.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Un niño de 6 años de edad debía ser transfundido de sangre, pero los padres que profesan el culto “Testigos de Jehová” lo prohibían. La médica pediatra que atendía al niño y la abogada del nosocomio interpusieron recurso a la justicia que finalmente lo autorizó.
      La decisión del juzgado de menores se fundamentó especialmente en el derecho que tiene todo niño a la vida , previsto en el artículo art 6 de la Convención de los Derechos del Niño, y a la salud que propone el artículo 24 de la CDN, este último entendido como derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud y servicios de tratamientos de las enfermedades y rehabilitación de la salud.
      Cabe señalar que la petición fue realizada por la abogada del Hospital de Bariloche a requerimiento de una médica pediatra tratante del niño. Por ello convocó a la Defensora de Menores en turno y a la Jueza de Familia a fin de resolver la situación médica de urgencia que presentaba eñ niño de 6 años de edad, quien de acuerdo a su cuadro, requería una tranfusión de globulos rojos, al cual los padres se negaban por ser miembros del culto “Testigos de Jehova”.
      Tras constituirse en el hospital y mantener una entrevistar con la pediatra y una conversación con los familiares, se procedió a autorizar, con anuencia de la Defensora de Menores, la transfusión, sin perjuicio de acordar con la médica tratante que se haría uso de la transfusión sí y sólo si resultaba imprescindible.
      Cabe señalar que se intentó tomar contacto con el niño, pero al advertir que estaba descansando y atento su corta edad se entendió innecesario perturbar su descanso.
      Se ha consignado en la resolución que este derecho colisiona en apariencia con el derecho de los padres a profesar religión y educar a sus hijos bajo los preceptos de esta creencia. En este sentido se ha mencionado que ” la responsabilidad parental que la ley pone en cabeza de los padres, debe ser ejercida en consonancia con los principios rectores que el 639 del CCyC establece. Los padres de menores de 13 años, ejercen la representación legal siempre y cuando sus decisiones no pongan en riesgo al niño, ya que se trata de un derecho pero fundamentalmente de un deber. Cuando se involucran derechos personalísimos, aparece un límite dado que ningún derecho es absoluto, y tampoco el que surge de la responsabilidad parental.
      También se destacó que “…La Observación General N° 7 del Comité de los Derechos del Nño, dedicada justamente a la realización de los derechos del niño en la primera infancia, consigna entre sus objetivos, que las costumbres y prácticas locales deben respetarse salvo en los caso que contravienen los derechos del niño (Objetivo 2 inciso e.)
      La sentencia de la Jueza Pájaro ha recordado que “… las autorizaciones para transfundir en casos de personas que profesan la religión de los padres de Daniel, es recurrente en nuestros Tribunales pese a que la Corte Suprema de Justicia resolvió el caso Bahamondez en 1993. En este sentido se ha dicho que “…Es interesante sin embargo advertir que hubo fundamentos disimiles y que algunos jueces consideraron que la cuestión se dirimía en base a las previsiones del art 19 de la Carta Magna mientras que otros encontraban el sustento en la libertad de culto. No obstante ello y cualquiera sea el fundamento a que se eche mano, está claro que los jueces no debemos interferir en la decisión adoptada por un adulto en pleno conocimiento de las consecuencias de su decisión con cumplimiento cabal del consentimiento informado….”
      La situación es distinta en caso de niños, se ha consignado, y más delicada aún en niños pequeños y con discapacidad, que no pueden expresar opinión. En este caso, se suman características que potencian su vulnerabilidad: Corta edad, discapacidad y una concreta patología no determinada aún. “…El que sus padres profesen determinada religión no permite pensar que son los dueños de su hijo sólo por haberlo engendrado….”
      Cabe destacar que los padres, inmediatamente de ser informados acerca de la decisión judicial de autorizar la transfusión, manifestaron que la acatarían sin objeciones, que entendían los motivos y que agradecían la labor y trato humano y ético de la pediatra.
      Los padres no obstaculizaron la transfusión pero consideraron que no podían prestar el consentimiento que por ese motivo, por ello la Jueza suscribió en uso de la facultad que la ley le acuerda en la inteligencia de que esa era la mejor alternativa para el niño.
      “…Cada quien tiene derecho a profesar el culto que desee y tomar las decisiones sobre su salud solamente con las limitaciones que la ley establece siempre y cuando esas decisiones libres y voluntarias no afecten a terceros: El hijo, en este caso, es un tercero. Es su vida y su salud las que están en juego….” señala el fallo.
      En lo sustancial este es el nudo de la resolución y en función de los derechos en pugna previa ponderación de los intereses afectados, correspondía autorizar la práctica. Ello por cuanto el Estado -que la Jueza de Familia representa- tiene la responsabilidad inderogable de asegurar los derechos humanos y personalisimos de todas las personas y más aún de aquellas en especial condición de vulnerabilidad.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Eduvigis Fariña, quien profesa la religión de los Testigos de Jehová, una rama del cristianismo que no permite la transfusión de sangre, presentó una acción de inconstitucionalidad ante la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), pidiendo que se declare inconstitucional la sentencia del Tribunal de Apelación en lo Civil y Comercial de Central, que confirmó que su esposa, Linia Ayala González, sea sometida a una transfusión de sangre a pesar de profesar esta religión. Ayala falleció el 12 de octubre pasado. El escrito está firmado por la abogada Abigail Irene Alonso Ortega.
      Meses atrás, el Hospital de Clínicas de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) presentó un amparo judicial para poder realizarle la transfusión de sangre a Ayala, quien ingresó con un cuadro grave de salud. La mujer, al enterarse de que sería sometida a dicho tratamiento, se negó, por lo que los médicos recurrieron a la justicia, obteniendo una decisión favorable.
      La acción presentada por Fariña deberá ser analizada por los miembros de la Sala Constitucional de la CSJ, Antonio Fretes, Gladys Bareiro de Módica y Miryam Peña, quienes deberán estudiar si corresponde admitir o rechazar la misma. "Estamos ante una situación flagrante de violación de los derechos humanos al pretenderse dejar de lado y violentar la voluntad fehacientemente secundada del paciente, quien verbalmente y por escrito eligió no someterse al tratamiento con sangre", sostienen los accionantes.
      También alegan discriminación por la violación del principio constitucional de igualdad ante la ley, consagrado en el artículo 46 de la Constitución Nacional, puesto que se les negó ejercer la libertad de culto. Con base en los argumentos expuestos, se pide hacer lugar a la acción declarando inconstitucional la sentencia en la que se ordenó la transfusión de sangre.
      De hacerse lugar a la acción, dejaría un precedente para futuros casos. De esta manera, las personas que profesan la religión Testigos de Jehová se podrán negar a realizar la transfusión de sangre a pesar de que su vida dependa de ella.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • By Srecko Sostar
      A group of alleged sexual abuse survivors from across the country have filed a $66-million class action lawsuit against the Jehovah’s Witness, CityNews has learned.
      The victims are seeking $20 million for damages from sexual and mental abuse by elders, $20 million for failing to protect children, and another $20 million for breach of duty of care.
      links:
      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
       
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      1990_Como_puede_salvarle_la_vida_la_sangre.pdf
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Barry W. Bussey: Last week, the Supreme Court was asked to do something courts never do: review the solely religious decision of a church
      On November 2, the Supreme Court of Canada was asked to do something Canadian courts never do: review the solely religious decision of a church community. Until now, the courts have recoiled from getting involved in religious disputes—and for good reason.
      The case involves Randy Wall, who was dismissed from a Jehovah’s Witness church for failing to repent of his religious offences: getting drunk on two occasions and verbally abusing his wife. Wall’s appeal to another church entity was unsuccessful. He then appealed to a court of law by means of “judicial review,” on the grounds that the church had denied him a proper hearing. 
      In Canadian law, in a process known as “judicial review,” a person can ask a court to “review” (i.e. hear) whether the decision of a “public actor” (such as a government licensing agency) was unfairly decided. Courts rarely review decisions of “private actors” (such as a church); they generally do so only if a private actor’s decision engages property or civil rights. In Wall’s case, the court had to determine whether the Jehovah’s Witness church’s decision involved property or contractual rights, which would then enable the court to review the church’s decision.
      "The church argued it was a private religious body, not a public body"
      The church argued it was a private religious body, not a public body, and that its decision did not affect Wall’s property or contractual rights. It also argued that its disciplinary procedure was a religious process involving prayer and scripture reading aimed at reconciling the relationship between Wall and the church. The lower courts both held that religious decisions can be reviewed by courts to determine whether a church gave a fair hearing, even if no property or contractual rights were engaged. However, both courts were also of the view that property rights were an issue in the case. The Supreme Court of Canada must now decide whether those courts were right. The Supreme Court reserved judgment after last week’s hearing; we can expect its decision early in the new year.
      Courts like to “fix things.” They naturally want to find resolutions to disputes; this is what they exist to do. However, courts have historically avoided getting involved in religious cases, recognizing that they lack the expertise and authority to settle religious disagreements. They handle legal cases, such as contractual disputes, but not religious cases that raise metaphysical truths, such as the definition of God.
      Wall argued his case did involve a “property right,” because his dismissal from his church meant the church members were no longer willing to do business with him. As a real estate agent, 50 per cent of his clientele were Jehovah’s Witnesses. His business folded from the loss of their support. He says there is a direct line of causation between his loss of church membership and business loss. It’s likely the case that one caused the other, but that doesn’t mean Wall’s claim is a legally enforceable property right. 
      "A church member is not required to patronize the business of a former church member"
      The reality is, Wall chose to limit his business to Jehovah’s Witnesses and took a personal risk in doing so. The church did not tell him to do so, and certainly there is no known legal principle that says a church is responsible for the economic losses that might flow from a loss of membership. A church member is not required to patronize the business of a former member. In the same way, we would not expect a former husband to maintain business with his ex-wife’s family.
      At last week’s hearing, Wall’s legal counsel tried to persuade the court that, if there are no grounds under Canadian law for the court to interfere in purely religious matters, the court should then consider adopting U.K. law, which does allow this type of review. “Good luck!” Justice Rosalie Abella quipped, prompting everyone to burst into laughter.
      That exchange suggested the court was not persuaded that it is time to change the law to allow courts to get tangled up in reviewing decisions of religious bodies. That would be a good thing, as courts don’t have the moral or legal authority or doctrinal expertise to decide such matters.
      This hearing occurred around the time of the 500-year anniversary of Martin Luther’s nailing of his 95 Theses to a church door in Wittenberg, Germany. If we have learned anything since then, it’s that the law does not need to apply to every nook and cranny of our lives – especially our religious affairs.
      Barry W. Bussey is Director Legal Affairs at the Canadian Council of Christian Charities. He blogs at lawandreligion.org
       

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      The judicial committee of a congregation of Jehovah’s Witnesses asked the Supreme Court of Canada today to rule that Canadian courts do not have the authority to review the expulsion of one of their members — arguing that judicial review by the courts should not extend to decisions by private and voluntary associations that have no effect on the public at large.
      The Highwood Congregation, located in northwest Calgary, brought its appeal to Ottawa after Randy Wall took the congregation to court for expelling him from the church. The congregation’s judicial committee “disfellowshipped” Wall in the spring of 2014 after his family reported to the group’s elders that he had been drunk on two occasions and was verbally and emotionally abusing them — and after determining he was not “not sufficiently repentant” for those actions.
      After three internal and unsuccessful appeals, Wall applied for judicial review of the congregation’s decision-making process, insisting it was flawed and that the congregation’s judicial committee had “breached the principles of natural justice and the duty to be fair.” Both the Court of Queen’s Bench and Court of Appeal in Alberta declared that it is within the jurisdiction of the superior court to review Wall’s case.
      The congregation’s appeal of those two rulings, heard by the Supreme Court Thursday morning, has attracted a lot of attention from legal experts and religious communities across the country. Echoing the congregation’s plea today in the packed Ottawa courtroom were 12 religious, political and civil liberties groups — all of them unanimous in arguing the top court should not interfere in the membership decisions of religious bodies.
      The consequences of such interference, they said, would be detrimental to the self-determination of religious groups.
      “It (would) fundamentally alter our nation and not for the better,” counsel for the Justice Centre for Constitutional Freedoms said in court.
      “The wish or desire of one person to associate with an unwilling person (or an unwilling group) is not a legal right of any kind,” the group wrote in its written submission to the Supreme Court. “For a court, or the government, to support such a ‘right’ violates the right of self-determination of the unwilling parties.”
      This question of jurisdiction is one that has been explored and decided on by the courts — including the Supreme Court of Canada — in the past. Case law shows the top court has recognized the the autonomous ability of religious and private voluntary associations to govern their own affairs and dictate who can and cannot be a member of a congregation.
      The courts have determined, however, there is room to intervene in specific cases when a membership decision turns on property or civil rights — or is of “sufficient importance to deserve the intervention of the court.”
      Wall — who does not dispute the allegations against him that formed the basis of the congregation’s decision to kick him out — argues his case meets those requirements because his “disfellowship” caused him to lose business clients, suffer “significant economic harm” and experience fraught family relations.
      In return, the congregation argues that neither Wall’s property rights, nor his civil rights, were affected by their decision. Justice Russell Brown also remarked during the hearing that “one does not have a justiciable right to earn a living.”
      The congregation also argued that it did not ask or force its members to boycott Wall’s business — but people choose to do so in line with their religious convictions. Counsel for the congregation also said that “the door is not closed” to Wall and he can be reinstated in the congregation in the future.
      More generally, the congregation argued that it would be inappropriate for the courts to review the internal decision-making processes of religious groups because those processes are ecclesiastical.
      In a news release, the Association for Reformed Political Action — one of the 12 intervening groups — said the case before the Supreme Court has “profound implications for the separation of church and state” and it believes the court should maintain a hands-off approach to membership decision-making by religious groups.
      “Secular judges have no authority and no expertise to review a church membership decision,” the association’s director of law and policy, André Schutten, wrote in the statement. “Church discipline is a spiritual matter falling within spiritual jurisdiction, not a legal matter falling within the courts’ civil jurisdiction. The courts should not interfere.”
      The Canadian Muslim Lawyers Association took a slightly more nuanced position, arguing in its factum that “there will inevitably be cases where judicial intervention in the decisions of religious groups is ‘warranted'” but courts “should intervene … only in the rare case where required by a prevailing public interest.”
      Thursday’s hearing was heard by all nine justices on the Supreme Court bench. Chief Justice Beverley McLachlin said the court will reserve its decision after today’s hearing.
      Overflow seating was set up in the front hall of the Supreme Court to accommodate all the people who came to see the hearing live.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      El hospital Santa Clotilde, perteneciente a la Orden de los Hermanos de San Juan de Dios, de confesionalidad católica, se compromete a respetar "al máximo" las creencias religiosas de sus pacientes, a los que garantiza que "podrán contar con el apoyo familiar y espiritual que requieran". Para garantizar esto, Santa Clotilde ha organizado un turno de reuniones con los líderes y representantes de las principales religiones con implantación en Cantabria para buscar "nexos de comunicación e intercambio de conocimiento en la atención integral a los enfermos, independientemente de cualquier credo". Así lo ha explicado, en un comunicado, el director gerente del hospital, Andrés Muñoz, tras participar en la primera reunión con los representantes del Consejo Evangélico; la Iglesia Ortodoxa; la comunidad Musulmana, testigos de Jehová y el catolicismo. El objetivo de estas reuniones es mantener "un hilo directo para poder trabajar por el bien del ser humano en conjunto, buscando el cuidado clínico y espiritual de cada paciente", ha explicado el responsable del Servicio de Atención Espiritual y Religioso del hospital, Walter Eladio Acuña, tras el encuentro. A esta primera reunión ha asistido también el superior de la Orden de San Juan de Dios, Juan José Ávila, y la directora médica del hospital, Ana Rodríguez, quien ha señalado que lo que se pretende es que todos los posibles pacientes derivados del Servicio Cántabro de Salud (SCS) tanto a la Unidad de Recuperación Funcional como a la de Cuidados Paliativos "tengan la certeza de que se le respetarán al máximo sus creencias y que podrán contar con el apoyo familiar y espiritual que requieran". Aspectos como el abordaje del fallecimiento y el tratamiento del cuerpo que pueden diferir en cada una de las religiones serán algunos de los aspectos en los que se incida a través de estos contactos y reuniones con el objetivo de no herir "la sensibilidad de cada persona y sus familiares". En un comunicado, el hospital ha señalado que todos los representantes de las diferentes religiones más representativas han valorado la iniciativa de Santa Clotilde que, ya en algunos casos, se venía aplicando. El representante de los Testigos de Jehová, Luis Hondal, ha destacado que "todo lo que sea escuchar y compartir, beneficia a todos", mientras que el del Consejo Evangélico, Jesús Calvo, ha considerado "de alabar que se atienda y reconozca la diversidad" de pacientes que se pueden enfrentar a una situación crítica que puede generar "miedo, angustia o tristeza". El sacerdote encargado por la Diócesis de Santander para el diálogo Ecuménico e interreligioso, Daniel Gutiérrez, ha insistido en que "todo lo que supone entender, comprender y abrir la necesidad del cuidado espiritual y expandirlo, es importante por lo que supone de atender sin excluir". 

      Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3163853/0/santa-clotilde-respetara-al-maximo-creencias-religiosas-sus-pacientes/#xtor=AD-15&xts=467263
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Diputados aprueban la figura de objeción de conciencia; médicos y enfermeras se pueden oponer a procedimientos si contravienen sus principios; expertos acusan vacíos en la legislación
      Las voces en contra
      Organismos civiles manifestaron su preocupación por la reforma, pues señalan que impactará los servicios de salud y no sólo en casos de interrupción legal del embarazo o en el tema de salud reproductiva.
      “El problema inicia porque la reforma tiene pésima redacción. Falta definir qué es una urgencia médica y si un médico puede excusarse del procedimiento donde otro médico ya se excusó… ¿a quién se le va a informar?, ¿quién va a calificar si se trata de urgencia o no?, ¿quién autorizará al médico excusarse?, ¿o es una decisión unilateral?”, explicó Julián Guerrero, académico y experto de deontología médica.
      De momento, las autoridades sanitarias no están obligadas a contar con personal no objetor de conciencia en cada una de las instalaciones de atención médica. Esta situación es delicada porque, en poblaciones rurales o comunidades pequeñas todo el personal de salud podría negarse a dar anticonceptivos “o realizar transfusiones sanguíneas, por ejemplo, si la comunidad se profesa como Testigos de Jehová”.
      La reforma tampoco considera la evolución de los pacientes. Es decir, una situación médica que no es urgente en cierto momento, podría volverse emergencia y no habría quien la atienda porque el médico responsable ya realizó una objeción.
      La ley no obliga al médico objetor a que envíe al paciente de forma inmediata con otro especialista; es decir, el galeno puede mantener en el limbo a un paciente sólo porque a él no le interesa tratarlo.
      “Tampoco se limita al médico objetor a no influir en sus colegas o incluso pacientes con sus creencias (…) Todo esto es muy importante, porque estarían agraviando a un tercero y eso se contrapone al principio de no violentar los derechos ajenos con la objeción”, concluyó Guerrero.
      Leer más: 
      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Es el comité más activo de la Comunidad / Está compuesto por una veintena de personas, entre ellas un licenciado en Derecho y una profesora de filosofía de la UBU

      El concepto ‘bioética’ fue usado, por primera vez, por el biólogo Van Rensselaer Potter en 1970, pero ha sido en los últimos años cuando ha protagonizado un amplio progreso. Como explica Jacinto Bátiz, jefe de la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital de San Juan de Dios de Santurce en un artículo sobre este ámbito, la bioética ayuda al profesional sanitario «a pensar y ponderar con rigor y sentido crítico sobre cómo debe ser nuestro comportamiento profesional al servicio de nuestros enfermos».
      Con este precepto, los centros hospitalarios empezaron a incluir en sus espacios comités de ética asistencial o de bioética. En la capital burgalesa, aún con el Hospital General Yagüe, nacía «en el año 2003» el Comité de Ética Asistencial del Área de Burgos, tal y como explica su presidente, el oftalmólogo Javier Jiménez.
      El comité es un órgano consultivo e interdisciplinar al servicio de los profesionales sanitarios y de los usuarios del centro, que se encarga de analizar y asesorar en la resolución de conflictos éticos que puedan surgir como consecuencia de la labor asistencial. El objetivo final «es siempre mejorar la dimensión ética de la práctica clínica y la calidad de la asistencia sanitaria», comenta la doctora Rosa María Martínez, secretaria del comité.
      La bioética recoge una serie de principios. Entre ellos «el respeto a la autonomía del paciente; la beneficencia, es decir, que el profesional siempre debe buscar siempre el bien del paciente;el principio de no maleficencia- no hacer daño a un paciente aunque este lo pida- o el principio de justicia, el acto médico debe ser justo, máxime en una Sanidad pública donde los recursos son limitados».
      La actividad del comité burgalés se ha incrementado poco a poco y actualmente «gestionamos una docena de casos al año». Una cifra que les lleva a convertirse en «uno de los comités más activos de la región» aunque «aún queda mucho camino por recorrer», comenta Jiménez. Y es que a pesar de que la bioética «es una asignatura obligatoria en las carreras sanitarias, los profesionales de la medicina están muy volcados en su preparación técnica y no deben olvidar que la bioética no es un asunto menor, sino que requiere mucha energía».
      Precisamente porque el ser humano camina «hacia las enfermedades crónicas y a un mayor envejecimiento de la población, lo que conllevará otro tipo de medicina, menos espectacular y menos glamurosa», pero que «requerirá de más cuidados y más atención porque los profesionales tendrán que tratar con enfermos pluripatológicos», añade.
      Además, con el paso de los años, han surgido nuevos debates como la gestación subrogada, los cuidados paliativos o la limitación del esfuerzo terapéutico, entre otros, que «requieren de nuevas herramientas y que no solo pueden abordarse desde un punto de vista ‘técnico’ sino que deben valorarse desde un punto de vista ético».
      Aunque en la inmensa mayoría de los casos, el médico es capaz de resolver por sí mismo un conflicto ético, en otras ocasiones «se ve incapaz de tomar una decisión solo y es cuando recurre al comité», comenta Jiménez. En tal caso, el proceso de actuación está perfectamente definido. «Una vez el médico hace la consulta, el comité debate y emite un informe con una recomendación, pero es el profesional quien finalmente decide», explica la secretaria del ente, quien recuerda que «el comité es un órgano consultivo sin capacidad de decisión». El ente se reúne de forma periódica «una vez al mes, pero si hay casos urgentes tenemos un compromiso de respuesta de 24 ó 48 horas», explica la médico, quien recuerda que «también es un servicio que pueden utilizar los usuarios a través de Atención al Paciente».
      Uno de los colectivos que más uso hace del comité es el de los Testigos de Jehová, ya que no aceptan las transfusiones de sangre. «Estos casos están ya muy asumidos y en ellos prima la libertad individual», comenta Martínez, quien recuerda, que «estos conflictos se tratan de resolver buscando una serie de alternativas, nunca hay un abandono, hay centros que se ofrecen a tratar a estos pacientes sin transfusiones».
      Una veintena de personas conforman el comité. Además de por profesionales de la Sanidad y representantes del ámbito administrativo del HUBU, en el ente hay un licenciado en Derecho «porque no podemos recomendar algo que no vaya en contra de la ley» y una profesora de filosofía de la UBU, que «aporta la visión más humanista». Y es que una de las herramientas claves de la ética es la comunicación. «Hablar, debatir fundamentando las cosas o estar dispuesto a cambiar de opinión y a cuestionar lo que uno piensa es el método de trabajo principal de un comité de ética».
      Los tiempos cambian y a la bioética, como a todo, se le plantean nuevos retos. «Cómo gestionar las enfermedades crónicas, cómo acompañar mejor a los pacientes, cómo gestionar el inicio y el final de la vida o dónde poner los límites son solo algunos de ellos».
      Cursos, sesiones clínicas y un ciclo de cine temático
      Además del papel consultivo del Comité de Ética Asistencial del Área de Burgos, el ente ofrece cursos y hace sesiones clínicas dirigidas a los profesionales sanitarios. Además los médicos y enfermeros residentes «deben realizar de forma obligatoria un curso de bioética», explica el oftalmólogo Javier Jiménez, presidente del comité.
      Entre las actividades que desarrolla el comité destaca un ciclo de cine que «tiene una gran acogida y que se centra cada año en un tema», explica la doctora Rosa María Martínez, secretaria del comité. «Este año nos hemos centrado en la maternidad», comenta y añade que «se hacen tres proyecciones de películas relacionadas con el tema en horario de tarde y posteriormente se abre un debate entre los asistentes».
      «Es una actividad que permite a los médicos acercarse al mundo de la bioética y demostrar que la inteligencia colectiva suma», asevera.

      Hello guest! Please register or sign in (it's free) to view the hidden content.




  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Popular Contributors

  • Topics

  • Posts

  • Members

    • WayneGr

      WayneGr 1

      Member
      Joined:
      Last active:
    • Pat Martin

      Pat Martin 3

      Member
      Joined:
      Last active:
  • Recent Status Updates

    • Claud's Lst  »  misette

      Bonjour ma sœur Misette. Comment vas-tu ? J'espère avec l'aide de Jéhovah toute la communauté et especialement toi vont bien. 
      Je n'ai pas reçu la réunion de cette semaine, est-ce qu'il y a un problème pour cette semaine ? 
           Bonne journée ou soirée 
                                   Agape 
      · 1 reply
    • folens  »  Eric Ouellet

      Bonjour Eric merci pour cet exposé.
      Bonne journée Michel
      1LE BATEAU.pdf
      · 0 replies
    • Eric Ouellet

      La sagesse est plus précieuse que l’or et la crainte envers Jéhovah est notre salut.
       
      La vraie sagesse de Dieu est un cadeau inestimable, car seul ceux qui obéissent et suivent ces préceptes en recoivent les bienfaits. En Psaume 111:10 déclare ceci: “La crainte de Jéhovah est le commencement de la sagesse.”
      Qu’est-ce que cela veut dire? La sagesse est la capacité d’utiliser efficacement sa connaissance et son intelligence pour résoudre un problème, éviter un danger, atteindre un objectif. Elle sous-entend un bon jugement. Le commencement, la première partie, le fondement de cette sagesse, c’est la crainte de Jéhovah. Pourquoi cela? Bien que toute création est l’œuvre de ses mains et dépend de lui. Il a accordé aux humains le libre arbitre, mais pas la faculté de diriger leurs pas avec succès sans tenir compte de sa direction (Josué 24:15; Jérémie 10:23). Nous ne connaîtrons le succès durable qu’à la condition de bien saisir ces idées fondamentales sur la vie, et de nous y conformer. Si notre connaissance de Jéhovah nous donne la ferme conviction que la volonté divine est promise au succès, et qu’il tiendra sa promesse de récompenser ses fidèles, alors la crainte pieuse nous poussera à agir sagement. — Proverbes 3:21-26; Hébreux 11:6.
      Prenons un exemple: Il y a quelques dizaines d’années, un jeune homme fréquentait l’université de Saskatchewan, au Canada. Au programme de sa formation figurait la biologie, et on lui a enseigné l’évolution. Après avoir été diplômé, il s’est spécialisé dans la physique nucléaire, profitant d’une bourse pour continuer ses études à l’université de Toronto. Au cours de ses études, il a constaté dans la structure des atomes révélaient des témoignages stupéfiants d’un ordre et d’une finalité extraordinaire . Mais personnes ne répondait pas à ces questions: Qui a conçu tout cela? Quand? Et pourquoi? Sans ces réponses, pouvait-il utiliser sagement ses connaissances dans un monde remplis interrogations ? Qu’est-ce qui le guiderait? Le nationalisme? Le désir de gratifications matérielles? Avait-il acquis la vraie sagesse?
      Peu après avoir été diplômé, cet homme ainsi que sa femme se sont mis à étudier la Bible avec les Témoins de Jéhovah. Dans la Parole de Dieu, ils ont peu à peu trouvé les réponses qui leur manquaient. Ils ont appris à connaître le Créateur, Jéhovah Dieu. En étudiant ce qui est arrivé à Moïse à la mer Rouge, à Daniel et à ses compagnons à Babylone, ils ont appris l’importance de craindre Dieu, et non les hommes (Exode 14:10-31; Daniel 3:8-30). Cette crainte pieuse mêlée d’un amour sincère pour Jéhovah a commencé à les animer. Rapidement, leur vie a changé. Enfin cet homme connaissait Celui dont il avait étudié l’œuvre en biologie. Il a progressivement compris le dessein de Celui dont il avait constaté la sagesse dans ses cours de physique. Au lieu d’employer sa connaissance à élaborer des instruments de destruction, il a choisi, avec sa femme, d’aider autrui à aimer Dieu et son prochain. Ils ont entrepris le service de prédicateurs du Royaume de Dieu à plein temps. Par la suite, ils ont suivi les cours de Galaad, l’École biblique de la Société Watchtower, et ont été nommés missionnaires.
      Bien entendu, tout le monde ne peut pas être missionnaire. Mais tous nous pouvons bénéficier de la sagesse fondée sur la crainte de Jéhovah. Si nous cultivons cette sagesse, nous ne consacrerons pas le meilleur de notre vie à étudier les philosophies humaines, qui n’échafaudent que des suppositions sur le but de la vie. Nous nous appliquerons à l’étude de la Bible, livre inspiré de Jéhovah Dieu, la Source de la vie, celui qui peut nous donner la vie éternelle (Psaume 36:9; Colossiens 2:8). Au lieu de nous rendre esclaves d’un système commercial chancelant, au bord de la ruine, nous écouterons Jéhovah, qui nous conseille de nous contenter de la nourriture et du vêtement, et d’accorder à nos relations avec lui la priorité dans notre existence (1 Timothée 6:8-12). Au lieu de nous comporter comme si notre avenir dépendait d’une belle situation dans le monde actuel, nous croirons la Parole de Jéhovah, qui nous affirme que le monde est en train de passer, de même que le désir du monde, alors que celui qui fait la volonté divine demeure pour toujours. — 1 Jean 2:17.
      Dans le livre de Proverbes 16:16, Salomon nous encourage par cette déclaration certaine: “Acquérir la sagesse [la sagesse qui commence par la crainte de Jéhovah], oh! combien cela vaut mieux que l’or! Et acquérir l’intelligence est préférable à l’argent.” Poussés par cette sagesse et cette intelligence, nous considérerons l’accomplissement de la volonté de Dieu comme le premier centre d’intérêt de notre vie. Et quelle activité Dieu a-t-il confiée à ses Témoins en cette période de l’histoire humaine? Faire connaître son Royaume par la prédication et aider les personnes sincères à devenir de vrais disciples de Jésus Christ (Matthieu 24:14; 28:19, 20). Il s’agit d’une activité dont on retire une satisfaction véritable et un grand bonheur. C’est donc à propos que la Bible dit: “Heureux l’homme qui a trouvé la sagesse, et l’homme qui acquiert le discernement.” — Proverbes 3:13.
      Elle nous retient de commettre le mal
      Un deuxième bienfait que nous procure la crainte de Dieu est qu’elle nous retient de commettre le mal. Celui qui respecte profondément Dieu ne détermine pas par lui-même ce qui est bien et mal. Il ne tient pas pour mauvais ce que Dieu déclare bon, ni ne considère comme bon ce que Dieu déclare mauvais (Psaume 37:1, 27; Ésaïe 5:20, 21). De plus, celui que motive la crainte pieuse ne se contente pas de savoir ce que Jéhovah déclare bon ou mauvais. Une telle personne aime ce que Jéhovah aime et elle hait ce que Jéhovah hait. En conséquence, elle agit en harmonie avec les préceptes divins. Ainsi, comme le dit Proverbes 16:6, “par la crainte de Jéhovah, on se détourne du mal”. Cette crainte pieuse devient une motivation puissante qui permet d’atteindre des résultats qu’on n’obtiendrait pas même si une personne commence tout juste à l’éprouver, la crainte pieuse peut lui donner le courage de ne pas faire quelque chose qu’elle regretterait le restant de ses jours. Au Mexique, par exemple, une femme enceinte a demandé à une chrétienne Témoin de Jéhovah ce qu’elle pensait de l’avortement. La chrétienne lui a lu plusieurs versets bibliques, puis lui a tenu ce raisonnement: “Pour le Créateur, la vie est très importante, même la vie de ceux qui ne sont pas encore nés.” (Exode 21:22, 23; Psaume 139:13-16). Des examens laissaient entendre que le bébé serait anormal. Néanmoins, après ce qu’elle avait vu dans la Parole de Dieu, cette femme a décidé de garder son enfant. Son médecin a refusé de la revoir, et son mari l’a menacée de la quitter, mais elle a tenu bon. Elle a finalement donné naissance à une magnifique petite fille, normale et en bonne santé. Par gratitude, elle a recherché les Témoins et s’est mise à étudier la Parole de Dieu avec eux. Moins d’un an après, son mari et elle se faisaient baptiser. Quelques années plus tard, à une assemblée de district, tous deux ont été enchantés de rencontrer la chrétienne qui avait parlé à la femme la première fois. Ils lui ont présenté leur jolie fillette de quatre ans. Incontestablement, le respect de Dieu et le désir puissant de ne pas lui déplaire exercent une grande influence.
      La crainte pieuse peut nous garder d’un grand nombre de mauvaises actions (2 Corinthiens 7:1). Cultivée avec soin, elle est capable d’aider quelqu’un à mettre un terme à des péchés cachés, connus de lui seul et de Jéhovah. Elle peut l’aider à se libérer de la dépendance de l’alcool ou de la drogue. Un ancien drogué d’Afrique du Sud a raconté: “Au fur et à mesure que j’apprenais à connaître Dieu, la crainte de le décevoir ou de lui déplaire grandissait en moi. Je savais qu’il m’observait, et je désirais ardemment son approbation. Cela m’a incité à me débarrasser de la drogue qui était en ma possession en la jetant dans les toilettes.” La crainte pieuse a aidé des milliers de personnes de la même manière. — Proverbes 5:21; 15:3.
      La crainte salutaire de Dieu nous préserve également de la crainte de l’homme. La plupart des humains connaissent, à des degrés divers, la crainte de l’homme. Les apôtres de Jésus Christ l’ont abandonné et se sont enfuis lorsque les soldats se sont emparés de lui dans le jardin de Gethsémané. Plus tard, dans la cour du grand prêtre, désarçonné et en proie à la crainte, Pierre a nié faire partie des disciples de Jésus et même le connaître (Marc 14:48-50, 66-72; Jean 18:15-27). Mais grâce à l’aide qu’ils ont reçue, les apôtres ont retrouvé leur équilibre spirituel. Par contre, aux jours du roi Jéhoïakim, Urie, fils de Schémaïah, fut terrassé par la crainte au point d’abandonner son service de prophète de Jéhovah et de fuir le pays, ce qui ne l’empêcha pas d’être capturé et tué. — Jérémie 26:20-23.
      Comment vaincre la crainte de l’homme? 
      Après nous avoir prévenus que “trembler devant les hommes, voilà ce qui tend un piège”, Proverbes 29:25 ajoute: “Mais celui qui se confie en Jéhovah sera protégé.” La réponse tient donc dans la confiance en Jéhovah. Cette confiance s’appuie sur la connaissance et l’expérience. L’étude de sa Parole nous démontre que les voies de Jéhovah sont droites. Nous découvrons des événements attestant qu’il est digne de confiance, que ses promesses sont sûres (y compris celle de la résurrection), qu’il est amour et qu’il est tout-puissant. Lorsqu’ensuite nous agissons conformément à cette connaissance, accomplissant ce que Jéhovah demande et rejetant fermement ce qu’il condamne, nous commençons à constater dans notre propre cas qu’il prend soin de ses serviteurs avec amour et que l’on peut compter sur lui. Nous acquérons personnellement la certitude que sa puissance est à l’œuvre pour que s’accomplisse sa volonté. Notre confiance en lui s’accroît, de même que notre amour pour lui et notre désir sincère de ne pas lui déplaire. Cette confiance est bâtie sur un fondement solide. Elle est un rempart contre la crainte de l’homme.
      Notre confiance en Jéhovah, alliée à la crainte pieuse, nous rendra fermes en faveur du bien dans le cas où un employeur menacerait de nous renvoyer si nous refusions de participer à des pratiques commerciales malhonnêtes (voir Michée 6:11, 12). Grâce à cette crainte pieuse, des milliers de chrétiens persévèrent dans le vrai culte malgré l’opposition de membres de leur famille. Elle donne aussi aux jeunes le courage de se faire connaître comme Témoins de Jéhovah à l’école, et elle les affermit face aux moqueries de leurs camarades de classe qui méprisent les principes bibliques. Ainsi, une adolescente Témoin de Jéhovah a dit: “Ce qu’ils pensent m’est bien égal. L’important, c’est ce que pense Jéhovah.”
      La même conviction donne aux vrais chrétiens la force de rester attachés aux voies de Jéhovah lorsque leur vie est en jeu. Ils savent qu’ils risquent d’être persécutés par le monde. Ils sont conscients que les apôtres ont été fouettés et que même Jésus Christ a été frappé et tué par des hommes méchants (Marc 14:65; 15:15-39; Actes 5:40; voir aussi Daniel 3:16-18). Mais les serviteurs de Jéhovah sont assurés qu’il peut leur donner la force d’endurer, qu’avec son aide ils peuvent remporter la victoire, que Jéhovah récompensera sans faute ses fidèles, si besoin en les ressuscitant dans son monde nouveau. Leur amour pour Dieu ajouté à la crainte pieuse les pousse puissamment à éviter toute action qui pourrait lui déplaire.
      C’est parce qu’ils étaient animés d’une telle motivation que les Témoins de Jéhovah ont supporté les horreurs des camps de concentration nazis dans les années 30 et 40. Ils ont pris à cœur le conseil de Jésus consigné en Luc 12:4, 5: “D’autre part, je vous le dis à vous, mes amis: Ne craignez pas ceux qui tuent le corps, et qui après cela ne peuvent rien faire de plus. Mais je vais vous indiquer qui vous devez craindre: craignez celui qui, après avoir tué, a le pouvoir de jeter dans la Géhenne. Oui, je vous le dis, Celui-là, craignez-le.” Par exemple, Gustav Auschner, un Témoin qui avait été interné dans le camp de concentration de Sachsenhausen, a écrit plus tard: ‘Les SS ont exécuté August Dickmann et ont menacé de nous passer tous par les armes si nous refusions de signer un document par lequel nous abjurions notre foi. Pas un seul n’a signé. Notre crainte de déplaire à Jéhovah était plus forte que la crainte de leurs balles.’ La crainte de l’homme mène aux compromis, mais la crainte de Dieu nous affermit pour faire le bien.
      La préservation de la vie
      Noé a connu les derniers jours du monde antédiluvien. Jéhovah avait décidé de détruire le monde d’alors en raison de la méchanceté des humains. Toutefois, en attendant, Noé a vécu dans un monde où régnaient la violence, l’immoralité sexuelle choquante et le mépris de la volonté divine. Noé a prêché la justice, et pourtant “ils ne s’aperçurent de rien jusqu’à ce que le déluge vînt et les emportât tous”. (Matthieu 24:39.) Noé n’a cependant pas renoncé à l’activité que Dieu lui avait confiée. Il fit “selon tout ce que Dieu lui avait ordonné. Ainsi fit-il”. (Genèse 6:22.) Qu’est-ce qui a permis à Noé, année après année et jusqu’au déluge, de toujours agir comme il convenait? Hébreux 11:7 répond: “Par la foi, Noé, divinement averti de choses qu’on ne voyait pas encore, fit montre d’une crainte pieuse.” Pour cette raison, sa femme, ses fils, leurs femmes et lui ont été sauvés du déluge.
       Notre époque ressemble de bien des manières à celle de Noé (Luc 17:26, 27). De nouveau un avertissement est lancé. Révélation 14:6, 7 parle d’un ange qui vole au milieu du ciel et invite les gens de toute nation et tribu et langue à ‘craindre Dieu et à lui donner gloire’. Quel que puisse être le comportement du monde autour de vous, obéissez à ces paroles, puis transmettez l’invitation à autrui. À l’instar de Noé, agissons avec foi et manifestons une crainte pieuse. Par cela, des vies peuvent être sauvées: la vôtre et celle de nombre de vos semblables. Lorsque nous considérons les bienfaits dont profitent ceux qui craignent le vrai Dieu, nous ne pouvons que souscrire aux paroles du psalmiste divinement inspiré qui chanta: 
      “Heureux est l’homme qui craint Jéhovah, dans les commandements de qui il prend grand plaisir!” — Psaume 112:1.

      · 0 replies
    • Darlene  »  T.B. (Twyla)

      I can not open study material 
      · 0 replies
    • Darlene  »  T.B. (Twyla)

      Can not open weekly study material 
      · 3 replies
  • Forum Statistics

    • Total Topics
      63,684
    • Total Posts
      131,944
  • Member Statistics

    • Total Members
      16,943
    • Most Online
      1,592

    Newest Member
    Jess
    Joined
×
×
  • Create New...

Important Information

Terms of Service Confirmation Terms of Use Privacy Policy Guidelines We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.