Jump to content

Sign in to follow this  
Guest Nicole

Cuidamos nuestros Salones de Asambleas.

Topic Summary

Created

Last Reply

Replies

Views

Guest Nicole -
Guest Nicole -
1
204

Top Posters

  • Guest 1

Recommended Posts


Sign in to follow this  

  • Similar Content

    • Guest
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      TRANSCRIPCIÓN-Nuevo Salón de Asambleas en Swifterbant (Países Bajos).pdf
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Las impresoras 3D construirán casas más rápido, más barato y sin desperdicios. Ya se está trabajando en un equipo suficientemente grande.

      KOOBY CUBBY. Uno de los diseños posibles para una casita del árbol.
      Por Oliver Balch - The Guardian
      Especial para ARQ Clarín
       
      Los asistentes a la Exposición Internacional de Jardinería de Melbourne, que comienza a fines de marzo, se llevarán una grata sorpresa. Verán por primera vez cómo luce una casa (para un árbol, pero casa al fin) fabricada con impresión 3D.
      Kooky Cubby es la creación de cinco arquitectos, ingenieros y diseñadores de robots australianos que, con su aparición, abre un gran interrogante: "Si ya se pueden imprimir casas de árbol, la impresión de casas de verdad será una cuestión de tiempo? En la era de la tan mentada Cuarta Revolución Industrial, ¿podremos ver grandes impresoras 3D trabajando en la construcción en reemplazo de albañiles? John Hainsworth, el líder del área digital de la empresa Aurecon (una de las socias en el proyecto Kooky Cubby) cree que es posible y destaca una variedad de experimentos con impresión 3D alrededor del mundo: casas de hormigón en China, construcciones de bajo costo en California y una oficina en Dubai son algunos de los ejemplos que cita. “Si no tienen que ser lindas, y sólo importa que puedan producirse rápidamente, entonces sí es una cuestión de tiempo que las impresoras 3D fabriquen casas”, dice Hainsworth.

      DUBAI. Oficina realizada íntegramente en 3D
      El proyecto Wasp se trata justamente de eso. Liderado por la firma italiana Centro Sviluppo Progetti (CSP), la iniciativa pone el foco en casas impresas in situ usando materiales del lugar. Como primer paso, ya existe una impresora de 12 metros de alto que usa energía solar, agua, fibra vegetal y barro para construir estructuras similares al adobe.
      CSP planea usar la impresora Big Delta para construir una eco ciudad experimental en una zona industrial en Massa Lombarda, un pueblo de Italia cercano a Boloña. El vocero de Wasp, Maurizio Andreoli, considera a ésta como una potencial solución al déficit de viviendas. “Nuestro sueño es una casa para todo el mundo”, dice, y se entusiasma: “Podríamos reemplazar casas de mala calidad por casas orgánicas, que no dejarán desperdicio dejen de ser habitadas”.
      http://www.clarin.com/arq/arquitectura/llegan-casas-construidas-impresoras-3d_0_rJodG5lYe.html
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Nuestro equipo de hormigonado en Tasmania, Australia, vertió 3100 metros cuadrados en 3 aparcamientos del Salón del Reino en 7 días. Todo el mundo estuvo sonriendo todo el tiempo.
       

    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Nuestro nuevo Salón del Reino en Amberes, Bélgica, aparece en la portada de La Atalaya de Marzo de 2016.

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Actualmente sirviendo en Nigeria como voluntario de construcción. El servicio del campo aquí es impresionante, a los niños realmente les encantan los vídeos de Caleb. Desafortunadamente nuestro proyecto pronto finalizará pero la hemos pasado muy bien sirviendo con los hermanos aquí por cuatro meses. 

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      En el Salón de Asambleas en Mairiporã, São Paulo -Brasil

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      La juventud no debería de malgastarse. Siervos felices de Jehová trabajando en construcción.

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      La construcción del Salón de Asambleas de Cameri (Italia) está casi terminada. Todos decimos: Gracias Jehová por esta experiencia y por el privilegio de construir un lugar de adoración. Saludos a todos los hermanos y hermanas. 

    • Guest Nicole
    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Has llegado de obrero a funcionario. ¿Cómo fueron tus orígenes?
       
      Mi padre es artista. Entonces, mucho del trabajo lo hacía en casa. En ese sentido, mi infancia está matizada por vivir en distintos lugares. Hemos vivido en Lince, Chorrillos, San Luis, Surco, La Molina y La Victoria... Pero el problema que teníamos en casa es que mi familia no era funcional.
       
      ¿Por qué?
       
      Mi padre era un hombre muy reactivo, temperamental, muy explosivo… En realidad, violento.
       
      ¿Con sus hijos?
       
      Con mi madre y también con nosotros. La disciplina de niños la recuerdo con marcas sangrantes en las piernas o, a veces, en los brazos. Era muy rigurosa y mi padre era el que se encargaba de eso. Fue muy difícil crecer así.
       
      ¿Cómo te curaste de eso?
       
      Yo empiezo a ir cambiando mis sentimientos y mi forma de ver las cosas desde el momento en que comienzo a estudiar la Biblia con los testigos de Jehová, hacia los 15 años.
       
      ¿La religión te salvó?
       
      Yo diría que sí. Mi padre viajó al extranjero un año y en ese tiempo aproveché para fortalecer mis sentimientos hacia Dios. Cuando volvió, observó que yo había dado ese cambio, y me puso la cosa en términos simples: o dejas esa religión y, acá, en esta casa haces lo que yo te digo, o te quedas con tu religión y te vas de esta casa.
       
      ¿Y te fuiste?
       
      Sí. Con la ayuda de mis hermanos en la fe. Me ayudaron a costear un pasaje a provincia, donde iba a poder trabajar para sostener mis necesidades y ayudar espiritualmente a otras personas…
       
      Como testigo de Jehová ha de ser bien difícil eso de andar de puerta en puerta, ¿no?
       
      Yo diría que no. Es hasta deleitable, porque cuando uno está convencido de que lo que sabe es lo correcto, compartirlo es una de las cosas más agradables y alegres que se puede hacer.  
       
      ¿Y cómo entras al campo de la construcción?
       
      Yo trabajaba con compañeros del colegio en obras pequeñas que ellos tomaban… Eran arquitectos o ingenieros, y yo era obrero. Y mientras trabajaba en un edificio multifamiliar, viene otro compañero y, al ver el trabajo que había hecho, me buscó y me dijo: Oye, me gustaría que trabajes conmigo en una nueva área que está en desarrollo en Graña y Montero. 
       
      ¿Y cómo te fue allí?
       
      Yo trabajaba ya como un operario, un trabajador especializado, pero cuando ingreso a la empresa lo hago con rango inmediato inferior. Sin embargo, en pocos meses, pude demostrar que podía desenvolverme bien. Cuando mis jefes vieron mi empeño, me decían: ¿Por qué no estudias para que manejes mejor todo esto?     
       
      ¿Y lo hiciste?
       
      Sí. Cuando estaba en posventa, tuve un accidente deportivo y mi rodilla se lesionó gravemente. Entonces pedí en la empresa que me dieran la oportunidad de compartir mis conocimientos y mis habilidades desarrollados a un nivel diferente. Y me dijeron: Mira, eso se puede dar, pero si te capacitas. La idea fue que estudie en Sencico y ellos pagaban una parte. Cuando terminé el primer ciclo obtuve el primer puesto en el cómputo general de la carrera.
       
      ¿Se puede decir que ahora estás cosechando de tu esfuerzo?
       
      De cierto modo sí, porque que tengo la visión técnica más la experiencia, hoy puedo hablar en el mismo lenguaje que los ingenieros. Después de titularme, se presentó la oportunidad de iniciar una nueva etapa universitaria. He avanzado hasta el séptimo ciclo, pero lo he interrumpido porque ahora mi hijo el año pasado ha terminado su colegio y siento que ahora es mi turno de ayudarlo a él.
       
      ¿Y ahora cuál es tu trabajo en la empresa?
       
      Me llamaron para una nueva área que va a desarrollarse: el área de control de andamios encofrados. Lo que pasa es que esta área no hay un diseño, una estructura de control, y el problema de manejo incompleto ha generado pérdidas importantes. Y es un área que involucra una inversión muy fuerte por parte de la empresa. Me dijeron: Necesitamos contar con una persona que no solo tenga valores y principios, sino que sea incorruptible.  
       
      ¿Sólo te dedicabas a trabajar o también hiciste familia…?
       
      Antes de entrar a la empresa, dentro de mi grupo religioso, conocí a mi esposa y me casé en el año 95. Para ese tiempo yo ya había crecido espiritualmente y ya servía como anciano de congregación, lo que equivale a un pastor o, dentro de la iglesia Católica, a un sacerdote u obispo.
       
      ¿Ahora sientes que tu padre está orgulloso de ti?
       
      De seguro que sí, aunque no me lo expresa. Pero me dan a entender eso mis parientes que están cerca de él. 
      La ficha
      Nací hace 46 años en  Jesús María, pero no viví en un lugar fijo hasta mi adolescencia. A los 18 años me uní a los Testigos de Jehová. He sido obrero de construcción y, hace 19 años, ingresé a Graña y Montero, donde he sido obrero, oficial de posventa, operario y, hoy, como miembro del equipo logístico, me desempeño como instructor técnico.
      Fuente: http://larepublica.pe/impresa/la-contra/757587-hoy-puedo-hablar-en-el-mismo-lenguaje-que-los-ingenieros

    • Guest Nicole
      By Guest Nicole
      Se incendió una bodega y dos vehículos en el interior del salón de asambleas de los Testigos de Jehová ubicada en la calle 6 s/n x 25 y 25-A de la colonia San Felipe Chi, al Sur de la ciudad, debido a un corto circuito.
      El fuego inició en una bodega de 10 x 8 metros, donde se encontraba un automóvil Chevrolet Chevy color azul, con placas de circulación YZV-64-15 y una camioneta Toyota Hilux color blanco, modelo 2014 con número de matrícula YR-03-612 propiedad de la organización Testigos de Jehová; los daños materiales fueron reportados como pérdida total.
      Al lugar acudió la unidad de bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública al mando del policía Luis Francisco Herrera Concha, logrando sofocar las llamas.
      Fuente: 
      http://yucatanalamano.com/policiacas/se-incendia-bodega-con-2-vehiculos/
  • Forum Statistics

    61,655
    Total Topics
    114,352
    Total Posts
  • Member Statistics

    16,501
    Total Members
    1,592
    Most Online
    didiervaissiere
    Newest Member
    didiervaissiere
    Joined




  • Topics

  • Posts

    • I voted your remark "sad" because it truly is. It is a meaningless non-sequitur with no relevance ... which you think is profound.
    • Maybe you jw's will get lucky and your hero Hitler will start ruling again.
    • Trump is a pugilist, fully capable of vulgarity. It doesn’t really bother me. In some regards, it is refreshingly candid. It is not for nothing that the Bible calls the political nations “beasts.” They behave that way—ripping and tearing at each other and indeed, at anyone who gets in their way. So I am not put off by someone who drops the pretense and carries on to call a spade a spade. As much as ones might like the facade of being “presidential,” and of respecting the “dignity” of fellow world leaders, ought they not produce results to earn that respect? The hospital operating room can expect awed dignity when it routinely save lives—conducting the most delicate of procedures. But if the results degenerate to indistinguishable from that of a butcher shop, surely that aura of admiration will fade. “Laws are like sausages. It’s better not to see them being made,” is the old saying, and it is the butcher shop comparison that wins out over the precision operating room. It almost does my heart good to see Trump brawling with his political counterparts as they do their utmost to preserve “dignity.”  Moreover, you would almost expect Jehovah’s (American) servants to see that. They don’t because they truly are apolitical. They follow politics hardly at all, and there is a fair number of them that consider even a comment about the topic as akin to ripping a loud one at the concert hall—it is just gauche—it is as though deliberately contaminating the soufflé with the street rock salt. The JW Governing Body works hard to keep the squabbles of politics out of the congregation and to safeguard its neutrality.  Keeping truly neutral is not easy. Geoffrey Jackson reflects on how (Australian) candidates of his youth offered dramatically different proposals regarding the military draft—a matter that would affect him greatly. Updating his struggle to the present—adapting it to brothers today who might be personally advantaged or disadvantaged by the proposals of a given political figure—he ventured on how some might truly strive to be neutral and yet in the back of their head was the thought: “I hope that idiot doesn’t come into power.” He said it about two years ago. It is impossible for me not to wonder what “idiot”—if there was one—he had in mind.  Of course, Witnesses are politically neutral due to their advocacy for God’s kingdom—the one of the Sermon on the Mount—“thy kingdom come, thy will be done, on earth as it is in heaven.” “God’s will is done in heaven,” I tell the householder as I glance upward. “I mean, I guess it is—surely he has it all running smoothly up there—but it sure isn’t done on earth. Pockets of it here and there may be, but nobody would ever say that the world runs that way it does today according to God’s will. According to the prayer, we should not expect that until the kingdom comes.” Jehovah’s Witnesses don’t go campaigning for human governments because they are announcing God’s government which will tackle and solve the problems human governments consistently flounder on. If Witnesses today did reflect on national politics—and the particulars are replicated in many nations—they might reflect that Trump’s enemies are the “one world government” people of the humanist variety—180 degrees apart from the one world government of the “God’s kingdom” variety. They are the humanists who would rise above national boundaries to blur or even erase them. They are humanists who yet pursue the dream of the League of Nations, reinvigorated after WWII as the United Nations. A worldwide blending of peoples and their interests into one common government by man, incorporating whatever is the humanistic thinking holding sway at the time. These ones fully expect those of government (largely themselves) to be granted dignity in light of the noble task they have assumed—it doesn’t matter if praiseworthy results are slow to come—it is the intention that matters. The common working people know it is a crock. They see their own interests being sold out for the loftier “higher” interests of these they would call the “elites.” Their economic interests are tamped down. Their moral values are shoved aside. They are astounded, to take an example, to think that biological differences should not determine male and female, and dismayed to see the view that completely defies their common sense and all of recorded history take the world by storm under the new tidal wave of humanists. They don’t think these guys deserve any dignity at all, so when a photo-shopped Trump is bare-knuckle boxing with the CNN moniker (bastion of world-government think), they love it, and they also love it that the dignified crowd are aghast. ....To highlight the GB’s challenge in encouraging all to stay on the same neutral page, I wrote the following in No Fake News but Plenty of Hogwash: “They just about succeeded in their mission to re-instill complete neutrality – they were alllmmoooost there, when along came the summer Olympics in Rio. On the second day of the Olympics, I mentioned to Tom Pearlsnswine in the field ministry that Hillary had worn a bright pants suit. “Christians are no part of the world!” he rebuked me. On the third day of the Olympics, at the Kingdom Hall, I told him that Trump had tied his shoe. “We must fix our eyes on Jerusalem above!” he said. On the fifth day of the Olympics, I dropped by his home while he was watching the games on TV. He screamed: “Look at that medal count, Tommy!” he shouted. “We’re cleaning up!”  
  • Popular Now

  • Recently Browsing

    No registered users viewing this page.

  • Who's Online (See full list)

×
×
  • Create New...

Important Information

Terms of Service Confirmation Terms of Use Privacy Policy Guidelines We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.