Jump to content

Escuridizo

Member
  • Content Count

    27
  • Joined

  • Last visited

Everything posted by Escuridizo

  1. Saludos a la hermandad. Aqui el audio de las reuniones de la semana del 25 de julio. Atte. Escuridizo 09_Salmo_86.mp3 01_Cancion 138.mp3 02_Salmo_79.mp3 03_Salmo_80.mp3 04_Salmo_81.mp3 05_Salmo_82.mp3 06_Salmo_83.mp3 07_Salmo_84.mp3 08_Salmo_85.mp3 10_Tesoro_1.mp3 11_Tesoro_2.mp3 12_Tesoro_3.mp3 13_Tesoro_Guia.mp3 14_Perla_1.mp3 15_Perla_2.mp3 16_Perla_3.mp3 17_Lactura_Salmo_85.mp3 18_Maestro_1.mp3 19_Maestro_2.mp3 20_Maestro_3.mp3 21_Cancion_111.mp3 22_Vida_1.mp3 23_Estudio_Biblico.mp3 24_Cancion_143.mp3
  2. Saludos cordiales a la hermandad. Aquí comparto con ustedes el audio de las reunión de entre semana, lo preparo para una joven con discapacidad que esta estudiando, y gracias al audio hasta comenta de memoria en las reuniones. El material esta en MP3, cualquier pedido me avisan. Atte. Escuridizo 06_Salmo_78.mp3 01_Cancion_110.mp3 02_Salmo_74.mp3 03_Salmo_75.mp3 04_Salmo_76.mp3 05_Salmo_77.mp3 10_Tesoro_Guia.mp3 07_Tesoro_1.mp3 08_Tesoro_2.mp3 09_Tesoro_3.mp3 14_Lectura_Salmo_78.mp3 11_Perla_1.mp3 12_Perla_2.mp3 13_Perla_3.mp3 18_Cancion_15.mp3 15_Maestro_1.mp3 16_Maestro_2.mp3 17_Maestro_3.mp3 20_Vida_2.mp3 19_Vida_1.mp3 22_Cancion_73.mp3 21_Estudio_Libro.mp3
  3. Lunes 29 de febrero Si ustedes obedecen estrictamente mi voz y verdaderamente guardan mi pacto, entonces ciertamente llegarán a ser mi propiedad especial de entre todos los demás pueblos, una nación santa (Éx. 19:5, 6). Jehová hizo un pacto con los israelitas en el monte Sinaí y les hizo esa histórica promesa. En Egipto, antes de ser esclavos, los hebreos formaban una sociedad tribal administrada por los cabezas de familia, o patriarcas. Estos, como otros siervos de Jehová que vivieron antes que ellos, cumplían las funciones de gobernantes, jueces y sacerdotes de su casa (Gén. 8:20; 18:19; Job 1:4, 5). Pero entonces Jehová, mediante Moisés, le dio a su pueblo un conjunto de leyes que lo haría diferente de todas las demás naciones (Deut. 4:5-8; Sal. 147:19, 20). La Ley estableció un sacerdocio separado. Además, los jueces del pueblo serían “los ancianos”, a quienes se respetaba por su conocimiento y sabiduría (Deut. 25:7, 8). En resumen, la Ley reglamentó la vida religiosa y social de la nueva nación. w14 15/11 4:8, 9
  4. Domingo 28 de febrero Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios (Hech. 7:22). Un hombre que tuvo la mente puesta en las cosas de arriba fue Moisés. No recibió una educación cualquiera. Egipto era la potencia del momento y, encima, Moisés pertenecía a la familia del faraón. Con la educación que recibió, no nos extraña que llegara a ser “poderoso en sus palabras y hechos”. ¡Imagínese cuántas posibilidades se abrían ante él! Pero su mente estaba puesta en algo mucho más noble: hacer la voluntad de Dios. Siendo él un niño, su verdadera madre —Jokébed— sin duda le habló del Dios de los hebreos. Para Moisés, lo que sabía de Jehová era más importante que cualquier otra cosa. Por eso renunció a las riquezas y el poder que le ofrecía su posición (Heb. 11:24-27). La educación espiritual que recibió de pequeño y la fe que tenía en Jehová lo impulsaron a concentrarse en las cosas de arriba (Col. 3:2). w14 15/10 4:10, 11
  5. Sábado 27 de febrero Debes conocer bien la apariencia de tu rebaño (Prov. 27:23). La vida de un pastor en el antiguo Israel no era nada fácil. Tenía que soportar el frío o el calor y proteger a su rebaño tanto de depredadores como de ladrones. Constantemente examinaba a las ovejas, y si alguna estaba enferma o se había lastimado, se ocupaba de ella. Estaba pendiente sobre todo de los corderitos, pues eran más frágiles que las ovejas adultas (Gén. 33:13). En algunos aspectos, los padres cristianos son como pastores. Necesitan desplegar las cualidades de un buen pastor. Un buen pastor examina cuidadosamente a cada oveja para asegurarse de que está sana. En sentido figurado, usted puede hacer lo mismo con sus hijos. Para conocerlos bien, tiene que estar al tanto de lo que hacen, piensan y sienten. ¿Cómo puede lograrlo? Hablando a menudo con ellos. w14 15/9 3:1-3
  6. Viernes 26 de febrero Lo que obro no lo sé. Porque lo que deseo, esto no lo practico; sino que lo que odio es lo que hago (Rom. 7:15). Satanás sabe que tenemos malas inclinaciones. Cuando se aprovecha de ellas para atacarnos, seguir fieles a Jehová se convierte en un enorme desafío (Juan 8:44-47). Pensemos en una persona que, por estar tan absorta en el placer del momento, acabó haciendo algo que nunca creyó que haría. ¿Cómo llegó a esa triste situación? Es probable que, poco a poco, su corazón se volviera menos sensible a la voz de Jehová. Una de dos: o bien no se dio cuenta de las señales que le advertían lo que estaba pasando, o bien decidió pasarlas por alto. Por ejemplo, quizás dejó de orar, ya no predicaba tanto como antes o empezó a perderse reuniones. Con el tiempo, su deseo pudo más y la llevó a hacer algo que sabía que estaba mal. ¿Cómo podemos nosotros evitar ese terrible error? Estando atentos a cualquier señal de advertencia y haciendo rápidamente los cambios necesarios. w14 15/8 4:8
  7. Martes 23 de febrero Vendré sobre los que moran en seguridad (Ezeq. 38:11). ¿Cómo reaccionará Jehová cuando Satanás intente destruir a su pueblo? Ejerciendo su derecho como Soberano Universal, acudirá en nuestra defensa. Si atacan a sus siervos, lo atacan a él (Zac. 2:8). Así que nuestro Padre celestial actuará de inmediato para rescatarnos. Esa liberación alcanzará su punto culminante cuando el mundo de Satanás sea destruido en el Armagedón, “la guerra del gran día de Dios el Todopoderoso” (Rev. 16:14, 16). Hablando de esta guerra, la Biblia profetiza: “Los muertos por Jehová ciertamente llegarán a estar en aquel día desde un extremo de la tierra hasta el mismísimo otro extremo de la tierra. No serán plañidos, ni serán recogidos ni enterrados. Quedarán como estiércol sobre la superficie del suelo” (Jer. 25:31-33). En el Armagedón, el mundo malvado de Satanás llegará a su fin. Pero la parte terrestre de la organización de Jehová permanecerá en pie, sobrevivirá. w14 15/5 4:3-5
  8. Lunes 22 de febrero Jehová disciplina a quien ama (Heb. 12:6). Está claro que a nadie le gusta que lo corrijan (Heb. 12:5, 11). Pero pensemos en el interés que la persona que nos corrige o aconseja demuestra tener en nosotros. ¿Cuáles son sus motivos? No busca herir nuestros sentimientos. Al contrario, ha visto que nuestra relación con Jehová está en peligro y se preocupa sinceramente. Por eso se toma el tiempo y el trabajo de mostrarnos con la Biblia cómo volver al buen camino. Un hermano que veía en el teléfono sitios pornográficos de Internet le prestó el celular a un anciano de la congregación. De pronto, en la pantalla aparecieron páginas de contenido inmoral. Fue bueno que aquello pasara, pues el anciano aprovechó la oportunidad para corregir al hermano, quien gracias a eso logró vencer su problema. ¡Cuánto agradecemos que Jehová esté pendiente de nosotros, vea nuestros pecados ocultos y nos corrija antes de que vayamos demasiado lejos! w14 15/4 5:8, 9
  9. Terça-feira, 16 de fevereiro Eu estou agradando a todos em todas as coisas, não buscando a minha própria vantagem, mas a dos muitos, a fim de que sejam salvos. — 1 Cor. 10:33. Quando visitamos as casas das pessoas sempre devemos mostrar respeito por elas. Se encontramos uma pessoa interessada, devemos dar um bom testemunho, mas não estender demais a conversa. O morador talvez tenha reservado aquele tempo para fazer algo que para ele é importante. Se ele falar que está ocupado, podemos dizer que seremos breves — e devemos cumprir nossa palavra. (Mat. 5:37) No fim da conversa, faríamos bem em perguntar quando seria mais conveniente voltarmos. Alguns publicadores viram que dá resultado dizer: “Eu gostaria de voltar outro dia para continuarmos a conversa. Você acha que seria bom eu telefonar ou mandar uma mensagem de texto antes?” Quando nos ajustamos à programação das pessoas em nosso território, estamos seguindo o exemplo de Paulo, como mecionado no texto de hoje. w14 15/5 2:13
  10. Segunda-feira, 15 de fevereiro Os filhos de Israel ficaram muito amedrontados. — Êxo. 14:10. Será que essa dificuldade era inesperada? De forma alguma. Jeová havia predito: “Faraó certamente irá no encalço deles, e eu obterei glória para mim por meio de Faraó e todas as suas forças militares.” (Êxo. 14:4) No entanto, os israelitas viram apenas o que era visível aos seus olhos: o intransponível mar Vermelho diante de si, os velozes carros de guerra de Faraó vindo atrás e um pastor de 80 anos de idade os conduzindo. Eles se sentiram encurralados. Mas Moisés não vacilou. Por que não? Porque seus olhos de fé viram algo mais poderoso do que um mar ou um exército. Ele podia ‘ver a salvação da parte de Jeová’ e sabia que Jeová lutaria pelos israelitas. (Êxo. 14:13, 14) A fé de Moisés motivou o povo de Deus. “Pela fé passaram através do mar Vermelho como em terra seca”, diz a Bíblia, “mas, quando os egípcios se aventuraram nele, foram tragados”. (Heb. 11:29) Depois disso, “o povo começou a temer a Jeová e a ter fé em Jeová e em Moisés, seu servo”. — Êxo. 14:31. w14 15/4 2:15, 16
  11. Domingo, 14 de fevereiro Muito bem, escravo bom e fiel! — Mat. 25:21. Nas quatro ilustrações registradas em Mateus 24:45 a 25:46, Jesus destacou características que identificariam seus seguidores verdadeiros nestes últimos dias. Na ilustração sobre o escravo fiel — o pequeno grupo de ungidos encarregado de alimentar os domésticos nos últimos dias —, Jesus deixou claro que esse grupo precisaria ser fiele discreto, ou prudente. Na parábola das virgens, Jesus enfatizou que todos os seus seguidores ungidos teriam de estar preparados e vigilantes, pois, embora soubessem que ele viria, não saberiam nem o dia nem a hora. Na parábola dos talentos, Jesus mostrou que os ungidos precisariam ser diligentes ao cumprir suas responsabilidades cristãs. Na última ilustração, a parábola das ovelhas e dos cabritos, Jesus se referiu aos que têm esperança terrestre. Ele destacou que estes teriam de ser leais e dar total apoio aos irmãos ungidos de Cristo na Terra. w15 15/3 3:3
  12. Miércoles 17 de febrero El amor nunca falla (1 Cor. 13:8). El amor sincero “no se siente provocado. No lleva cuenta del daño” (1 Cor. 13:5). No podríamos agradar a Dios si fuéramos rencorosos. Por otra parte, el resentimiento podría arder en nuestro interior como un fuego, perjudicándonos a nosotros mismos y a otros (Lev. 19:18). Además, como el amor “no se regocija por la injusticia”, no nos alegramos cuando alguien que nos odia es maltratado o sufre alguna injusticia (Prov. 24:17, 18). Cuando alguien nos ofende pero luego nos pide disculpas, el amor nos motiva a perdonarlo. El amor “cree” todas las cosas. Creemos todo lo que dice la Biblia y agradecemos el alimento espiritual que recibimos. Además, el amor “espera” todas las cosas. Esperamos con confianza lo que Jehová ha prometido. Y cuando nos hallamos en circunstancias muy difíciles, le oramos a Jehová y esperamos que todo salga bien. El amor “aguanta” todas las cosas. Hasta si alguien peca contra nosotros o si se nos persigue, aguantamos. Finalmente, “el amor nunca falla”. Así es, los siervos de Dios seguirán demostrándolo por toda la eternidad (1 Cor. 13:4-7). w14 15/6 2:14, 17, 18
  13. Martes 16 de febrero Estoy agradando a toda la gente en todas las cosas, no buscando mi propia ventaja, sino la de los muchos, para que se salven (1 Cor. 10:33). Cuando llamamos a una casa, siempre debemos mostrar respeto por la persona con la que hablamos. Si encontramos a alguien dispuesto a escucharnos, debemos darle un buen testimonio, pero sin abusar de su hospitalidad. Quizás haya reservado ese tiempo para hacer alguna otra cosa que considera importante. Si dice que está ocupado, podemos prometerle que seremos breves... y cumplir con nuestra palabra (Mat. 5:37). Al acabar la conversación, conviene que le preguntemos cuándo le iría bien que lo visitáramos. A algunos publicadores les ha dado buenos resultados decir: “Me gustaría volver a visitarlo. ¿Sería mejor que lo llamara o le enviara un mensaje de texto antes de venir?”. Cuando nos adaptamos al horario de la gente, seguimos el ejemplo de Pablo, quien afirmó lo que leemos en el texto de hoy. w14 15/5 2:13
  14. Lunes 15 de febrero A los israelitas les dio mucho miedo (Éx. 14:10). La situación en que se hallaban no debería haberlos sorprendido, pues Jehová había anunciado: “Faraón [...] correrá tras ellos, y yo me conseguiré gloria por medio de Faraón y de todas sus fuerzas militares” (Éx. 14:4). Pero los israelitas solo vieron lo que tenían ante sus ojos. Delante estaba el mar Rojo, imposible de cruzar, y detrás, los veloces carros de guerra del faraón. ¡Y quien los dirigía era un pastor de 80 años! Se sintieron atrapados. Pero Moisés no tuvo miedo. Los ojos de la fe le permitían ver algo mucho más poderoso que un mar o un ejército. Podía ver “la salvación de Jehová”, sabía que su Dios combatiría por ellos (Éx. 14:13, 14). Y su fe motivó al pueblo. “Por fe pasaron por el mar Rojo como en tierra seca —dice la Biblia—, pero los egipcios, al aventurarse sobre ella, fueron tragados.” (Heb. 11:29.) Entonces, “el pueblo empezó a temer a Jehová y a poner fe en Jehová y en Moisés su siervo” (Éx. 14:31). w14 15/4 2:15, 16
  15. Lunes 15 de febrero A los israelitas les dio mucho miedo (Éx. 14:10). La situación en que se hallaban no debería haberlos sorprendido, pues Jehová había anunciado: “Faraón [...] correrá tras ellos, y yo me conseguiré gloria por medio de Faraón y de todas sus fuerzas militares” (Éx. 14:4). Pero los israelitas solo vieron lo que tenían ante sus ojos. Delante estaba el mar Rojo, imposible de cruzar, y detrás, los veloces carros de guerra del faraón. ¡Y quien los dirigía era un pastor de 80 años! Se sintieron atrapados. Pero Moisés no tuvo miedo. Los ojos de la fe le permitían ver algo mucho más poderoso que un mar o un ejército. Podía ver “la salvación de Jehová”, sabía que su Dios combatiría por ellos (Éx. 14:13, 14). Y su fe motivó al pueblo. “Por fe pasaron por el mar Rojo como en tierra seca —dice la Biblia—, pero los egipcios, al aventurarse sobre ella, fueron tragados.” (Heb. 11:29.) Entonces, “el pueblo empezó a temer a Jehová y a poner fe en Jehová y en Moisés su siervo” (Éx. 14:31). w14 15/4 2:15, 16
  16. Domingo 14 de febrero ¡Bien hecho, esclavo bueno y fiel! (Mat. 25:21.) En las cuatro ilustraciones que aparecen en Mateo 24:45 a 25:46, Jesús resalta cualidades que identificarían a sus discípulos en el tiempo del fin. ¿Qué lecciones contienen? En la ilustración sobre el esclavo se enfatiza que el pequeño grupo de ungidos que tiene la responsabilidad de alimentar a los domésticos debe ser fiel ydiscreto. En la parábola de las vírgenes se destaca que todos los ungidos deben estarpreparados y alerta, pues no saben el día y la hora en que viene Jesús. En la ilustración de los talentos se muestra que los ungidos tienen que ser diligentes, o trabajadores, para cumplir con lo que Jehová les ha encargado. La última, la de las ovejas y las cabras, destaca que quienes tienen la esperanza de vivir en la Tierra deben ser leales y apoyar a los cristianos ungidos. w15 15/3 3:3
  17. Sábado 13 de febrero Las muchedumbres quedaron atónitas por su modo de enseñar (Mat. 7:28). Cuando Jesús predicaba, sus palabras “llenas de gracia” maravillaban a quienes lo escuchaban (Luc. 4:22). Tenía la costumbre de dejar que la Palabra de Dios hablara por él. Leía de ella, la citaba y sabía exactamente qué texto usar en cada situación (Mat. 4:4, 7, 10; 12:1-5; Luc. 4:16-21). Cuando la explicaba, tocaba el corazón de las personas. Tras su resurrección, mientras hablaba con dos discípulos que iban de camino a Emaús, “les interpretó cosas referentes a él en todas las Escrituras”. ¿Cuál fue la reacción de ellos? Dijeron: “¿No nos ardía el corazón [...] cuando nos estaba abriendo por completo las Escrituras?” (Luc. 24:27, 32). La actitud de Jesús demostraba que era “de genio apacible”, sabía controlar sus emociones (Mat. 11:29). Siempre fue paciente con sus discípulos, a pesar de los defectos que tenían (Mar. 14:34-38; Luc. 22:24-27). Y nunca perdió la calma, incluso cuando se le trató injustamente (1 Ped. 2:23). w15 15/2 2:11, 12
  18. Viernes 12 de febrero Muéstrense agradecidos, amonestándose unos a otros con salmos, alabanzas a Dios, canciones espirituales con gracia (Col. 3:15, 16). El ejemplo del apóstol Pablo nos ayuda a ser agradecidos. Es obvio que él meditaba en sus bendiciones, pues con frecuencia le daba las gracias a Dios desde lo más profundo de su corazón. Sabía muy bien que había sido “blasfemo y perseguidor y hombre insolente”. Así que se sentía agradecido porque, a pesar de su pasado, Jehová y Jesucristo habían sido misericordiosos y le habían confiado un “ministerio”, o trabajo (1 Tim. 1:12-14). Además, Pablo valoraba sinceramente a sus hermanos, y muchas veces le dio gracias a Jehová por las buenas cualidades que estos tenían y por su fiel servicio (Filip. 1:3-5, 7; 1 Tes. 1:2, 3). Cuando afrontaba pruebas, agradecía enseguida a Jehová todo lo que los hermanos hacían por él (Hech. 28:15; 2 Cor. 7:5-7). No nos sorprende, por tanto, que Pablo exhortara a los cristianos con las palabras del texto de hoy. w15 15/1 1:5
  19. Jueves 11 de febrero Ha sido levantado (Mat. 28:6). Mucho antes de que nacieran los apóstoles de Jesús, ya había habido resurrecciones. Así que la idea de que los muertos pudieran volver a vivir no era nueva para ellos. Sabían que los profetas Elías y Eliseo habían resucitado a muertos gracias al poder de Dios (1 Rey. 17:17-24; 2 Rey. 4:32-37). Un hombre incluso volvió a vivir cuando, después de que lo arrojaran a la tumba de Eliseo, su cuerpo tocó los huesos de este (2 Rey. 13:20, 21). ¿Verdad que a todos nos conmueven las resurrecciones que hizo Jesús? Recordemos, por ejemplo, la ocasión en que devolvió la vida al único hijo de una viuda. ¿Imaginamos la cara de asombro de ella? (Luc. 7:11-15.) Jesús también resucitó a una niña de 12 años. ¡Qué alegría sintieron sus desconsolados padres al ver que estaba viva de nuevo! (Luc. 8:49-56.) Y pensemos en los que vieron a Lázaro salir de la tumba en perfecto estado. ¡Qué emocionante! (Juan 11:38-44.) w14 15/11 1:3, 4
  20. Miércoles 10 de febrero Felices son los ojos de ustedes porque contemplan, y sus oídos porque oyen (Mat. 13:16). ¿Por qué podían entender a Jesús sus discípulos, mientras que otras personas no podían? Porque buscaban el verdadero significado de las palabras de Jesús, estaban dispuestos a aceptar nuevas ideas e incorporarlas a lo que ya sabían y porque usaban lo que habían oído, no solo en su vida, sino también para ayudar a otras personas (Mat. 13:11, 12, 36, 51, 52). Si queremos entender las parábolas de Jesús, tenemos que hacer como sus discípulos. Primero, debemos dedicar tiempo a estudiar lo que Jesús dijo, investigar sobre las preguntas que nos surjan y meditar en lo que aprendemos. Así obtenemos conocimiento (Prov. 2:4, 5). Segundo, necesitamos ver cómo ese conocimiento encaja con lo que ya sabemos y pensar en cómo nos beneficia. Eso es elentendimiento (Prov. 2:2, 3). Y tercero, debemos usar lo que hemos aprendido, es decir, ponerlo en práctica en nuestras vidas. Así demostramos sabiduría (Prov. 2:6, 7).w14 15/12 1:3, 4
  21. Martes 9 de febrero ¿Es realmente el caso que Dios ha dicho que ustedes no deben comer de todo árbol? (Gén. 3:1.) Después de preparar este hermoso planeta para que el hombre lo habitara, Jehová decretó, o decidió, tres cosas en cuanto a los seres humanos. Primero, que los crearía a su imagen. Segundo, que extenderían el Paraíso a toda la Tierra y la llenarían con hijos justos. Y tercero, que tendrían prohibido comer el fruto del árbol del conocimiento de lo bueno y lo malo (Gén. 1:26, 28; 2:16, 17). Después de la creación del hombre, ya solo tendrían que cumplirse los otros dos decretos. En un malvado intento de impedir que el propósito de Dios se cumpliera, Satanás provocó una rebelión. Para ello, concentró su ataque en el decreto que más fácilmente podía frustrar: el que exigía que los seres humanos fueran obedientes. Así pues, tentó a la primera mujer, Eva, para lograr que comiera del fruto prohibido (Gén. 3:1-5; Rev. 12:9). De ese modo puso en duda que Dios tuviera derecho a gobernar a su creación. w14 15/10 1:4, 5
  22. Lunes 8 de febrero No guerreamos según lo que somos en la carne (2 Cor. 10:3). Como tienen su conciencia educada por la Biblia, los verdaderos cristianos no aprenden a combatir ni van a la guerra. Miles de testigos de Jehová de todas las edades han sido perseguidos por su firme postura. Muchos han estado en prisiones y campos de trabajos forzados. En la Alemania nazi, algunos hasta fueron asesinados. A pesar de todo lo que sufrieron, nuestros hermanos europeos nunca olvidaron su comisión de predicar las buenas nuevas del Reino de Jehová. Por eso predicaron fielmente en prisiones, en campos de concentración y en el exilio. Al ver nuestra estricta neutralidad, miles de personas de todo el mundo se han convencido de que los testigos de Jehová les tenemos verdadero amor a Dios y al prójimo, de que practicamos el auténtico cristianismo (Juan 13:35). w14 15/9 1:2-4
  23. Domingo 7 de febrero Por medio de un solo hombre el pecado entró en el mundo, y la muerte mediante el pecado (Rom. 5:12). Aunque Adán y Eva pecaron, para Jehová el responsable fue Adán. Satanás convenció a nuestros primeros padres de que no necesitaban que Jehová los gobernara. Eso hizo surgir esta pregunta fundamental: ¿quién tiene el derecho a gobernar? Para responderla de una vez y para siempre, Dios permitió que durante un tiempo los humanos se gobernaran a sí mismos, pues así se demostraría que cualquier gobierno independiente de él está condenado al fracaso. A lo largo de los siglos, el gobierno del hombre ha hundido a la humanidad en una calamidad tras otra. Solo en el siglo pasado murieron en distintas guerras unos 100 millones de personas, muchas de ellas inocentes. Sin duda, ya ha quedado más que demostrado que “no pertenece al hombre que está andando siquiera dirigir su paso” (Jer. 10:23). Por eso aceptamos a Jehová como nuestro gobernante (Prov. 3:5, 6). w14 15/8 1:4, 5
  24. Sábado 6 de febrero El fundamento sólido de Dios queda en pie, y tiene este sello: “Jehová conoce a los que le pertenecen”, y: “Que renuncie a la injusticia todo el que nombra el nombre de Jehová” (2 Tim. 2:19). En tiempos del apóstol Pablo, algunos hombres que se llamaban cristianos adoptaron enseñanzas falsas; sin embargo, seguían reuniéndose con la congregación. Aunque a simple vista podían parecer iguales a los demás cristianos, su apostasía representaba un peligro para los fieles. Eran lobos con piel de oveja que estaban debilitando “la fe de algunos” (2 Tim. 2:16-18). Pablo estaba totalmente seguro de que Jehová podía ver la diferencia entre quienes lo adoraban sinceramente y quienes solo fingían hacerlo, y así se lo hizo saber a Timoteo cuando le escribió en su segunda carta inspirada. Tras referirse al daño espiritual que los apóstatas ya les estaban causando a algunos miembros de la congregación, señaló lo que leemos en el texto de hoy. w14 15/7 1:3, 4
  • Chatbox

    You don't have permission to chat.
    Load More

×
×
  • Create New...

Important Information

Terms of Service Confirmation Terms of Use Privacy Policy Guidelines We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.