Jump to content
Raquel Segovia

TESOROS DE LA BIBLIA

Recommended Posts

¿Cumple usted sus promesas?

 

 

 

 

  •  

    ¿Qué juramento rompió el rey Sedequías?

    ¿Cuáles fueron las consecuencias de romper ese juramento?

  •  

    ¿Qué promesas he hecho yo y a qué me he comprometido?

    ¿Qué puede pasar si no cumplo mi palabra?

  • 17:1-24. ¿Quiénes son las dos águilas grandes, en qué sentido se arrancan los vástagos de un cedro, y quién es la ‘ramita tierna’ trasplantada por Jehová? Las dos águilas representan a los reyes de Babilonia y Egipto. La primera viene sobre la copa de un cedro, que simboliza al soberano del linaje real de David. Esta águila arranca la cima de los vástagos —las ramas nuevas— al sustituir al rey Joaquín de Judá por Sedequías. Pese al juramento de fidelidad a Babilonia, Sedequías procura el auxilio de la otra águila, el faraón de Egipto, pero es inútil: será llevado cautivo y morirá en Babilonia. Jehová también arranca ‘una ramita tierna’, a saber, el Rey Mesiánico. Esta es trasplantada “sobre una montaña alta y encumbrada” —el monte Sión celestial—, donde “llegará a ser un cedro majestuoso”, fuente de verdaderas bendiciones para la Tierra (Revelación [Apocalipsis] 14:1).

  •  

    11 ¿Por qué se encargó Jehová de que estos ejemplos se registraran en su Palabra? ¿Y cuánta importancia tiene que nuestro  signifique sí? La Biblia dice claramente que quienes resultan “falsos en los acuerdos [...] son merecedores de muerte” (Rom. 1:31, 32). El faraón de Egipto, el rey Sedequías de Judá y Ananías y Safira son ejemplos de personas cuyo  significó no. Las trágicas consecuencias de sus actos nos sirven a todos de advertencia (Éx. 9:27, 28, 34, 35; Ezeq. 17:13-15, 19, 20; Hech. 5:1-10).

    12. ¿Qué nos ayudará a ser fieles a nuestra palabra?

    12 En estos “últimos días” nos rodean personas desleales, que viven “teniendo una forma de devoción piadosa, pero resultando falsos a su poder” (2 Tim. 3:1-5). Por ello debemos evitar su compañía en todo lo posible y reunirnos regularmente con quienes procuran que su  siempre signifique sí (Heb. 10:24, 25).

Share this post


Link to post
Share on other sites



×

Important Information

Terms of Service Confirmation