Jump to content
The World News Media

Luchemos contra el Diablo y sus maquinaciones


Raquel Segovia
 Share

Recommended Posts

  • Member

lv cap. 16 págs. 183-195

¿CONVIENE ANDAR CONTANDO HISTORIAS SOBRE DEMONIOS?

19. a) ¿En qué engaño del Diablo han caído algunas personas? b) ¿Qué tipo de relatos debemos evitar los cristianos verdaderos?

19 Mientras que en casi todo el mundo occidental suele restársele importancia a la peligrosidad de Satanás, en otras partes de la Tierra ocurre lo contrario. Muchas personas han caído en la trampa de creer que es más poderoso de lo que realmente es. De hecho, viven, comen, trabajan y duermen con miedo a los demonios. Al mismo tiempo, les fascina escuchar y contar un relato tras otro sobre actos poderosos realizados por los espíritus. Ahora bien, ¿deberíamos los siervos del Dios verdadero prestar atención a esas historias o difundirlas? No, y por dos razones fundamentales.

20. ¿Cómo podríamos hacer publicidad a Satanás sin darnos cuenta?

20 La primera razón es que si divulgáramos historias sobre hazañas demoníacas, le haríamos el juego a Satanás. ¿De qué manera? Pues bien, aunque la Biblia reconoce que él tiene la capacidad de realizar actos poderosos, también muestra que emplea “señales y portentos [...] mentirosos” y “todo engaño” (2 Tesalonicenses 2:9, 10). Es el mayor embustero que existe, y sabe manipular la mente de quienes sienten atracción por el espiritismo. Así, logra que crean sinceramente que han visto o escuchado lo que en realidad no ha ocurrido. Luego tal vez lo cuenten como un hecho, y al ir de boca en boca, se va exagerando el relato. ¿Qué sucedería si un cristiano participara en esa cadena de cuentos? Que estaría colaborando con “el padre de la mentira”. ¡Le estaría haciendo publicidad! (Juan 8:44; 2 Timoteo 2:16.)

21. ¿Sobre qué asuntos deben girar nuestras conversaciones?

21 Aun si los ataques demoníacos que alguien afirma haber sufrido fueran reales, hay una segunda razón para no andar contándolos vez tras vez a los hermanos. Queremos centrarnos en Cristo, y no en Satanás. Debemos estar “mirando atentamente al Agente Principal y Perfeccionador de nuestra fe, Jesús” (Hebreos 12:2). De hecho, cuando él estuvo en la Tierra no se dedicó a relatar a sus discípulos un sinnúmero de historias de espíritus, y eso que sin duda tenía información de sobra acerca de lo que podía o no podía hacer el Diablo. Más bien, se concentró en el mensaje del Reino. Hacemos bien en imitar a Jesús y sus apóstoles conversando sobre asuntos edificantes, como “las cosas magníficas de Dios” (Hechos 2:11; Lucas 8:1; Romanos 1:11, 12).

22. ¿Cómo contribuimos a que haya “gozo en el cielo”?

22 Como hemos visto, Satanás intenta acabar con nuestra relación con Jehová valiéndose de trampas muy diversas, entre ellas el espiritismo. Sin embargo, si mantenemos vivo nuestro odio por el mal y nos aferramos al bien, no le daremos al Diablo la oportunidad de debilitarnos en nuestra resolución de rechazar el espiritismo en todas sus modalidades (Efesios 4:27). ¡Cuánto “gozo [habrá] en el cielo” si seguimos “firmes contra las maquinaciones del Diablo” hasta que sea destruido! (Efesios 6:11.)

Ninguna de las designaciones que recibe Satanás —las cuales lo presentan como Opositor, Calumniador, Engañador, Tentador y Mentiroso— da a entender que pueda leernos la mente o el corazón. En cambio, a Jehová se le llama “el examinador de los corazones”, y a Jesús, “el que escudriña los riñones y corazones” (Proverbios 17:3;Revelación 2:23).

Para más información, véanse los artículos “¿Una prueba de salud para usted?”, en La Atalaya del 15 de diciembre de 1994, págs. 19-22, y “El punto de vista bíblico: ¿Importa qué tratamiento médico escogemos?”, en ¡Despertad! del 8 de enero de 2001.

Link to comment
Share on other sites


  • Views 223
  • Replies 0
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Popular Days

Top Posters In This Topic

Popular Days

 Share





×
×
  • Create New...

Important Information

Terms of Service Confirmation Terms of Use Privacy Policy Guidelines We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.