Jump to content

Graciela Quipildor: Una historia de quiebre y libertad


Guest Nicole
 Share

Recommended Posts

  • Guest
Guest Nicole

Nació en una familia testigo de Jehová, se casó muy joven y vivió años de violencia, maltrato y humillaciones. Sin el apoyo de la congregación, terminó expulsada buscando su felicidad.

multimedia.grande.988664d3224a1f28.4c6120517569706920315f6772616e64652e6a7067.jpg

“Creo que todos tenemos un llamado interior que nos dice qué nos hace felices y qué no, y cuando no lo sos si podes cambiarlo hay que hacerlo”, contó Graciela Quipildor, más conocida como La Quipi, a InformateSalta. Es que ella es dueña de una historia de quiebres y superación que muestra los vejámenes y el destierro de quien es expulsado de una congregación, en este caso testigos de Jehová.

“Nací en una familia testigo de Jehová y lo fui hasta los 29 cuando me divorcié y fui excluida”. Se casó muy joven, a los 22, con alguien que profesaba la misma fe que ella. El matrimonio duró seis años y medio, terminó con un divorcio sobreexpuesto, muy desfavorable para ella, “me quedé sin nada”. 

Transcurrido el primer aniversario, su marido cambió “comenzamos a tener problemas, se transformó en otra persona, se volvió un hombre violento, me maltrataba de todas las maneras posibles y cuando yo pedí ayuda a los ancianos de la congregación, que vendrían a ser el equivalente a un pastor o un cura solo me citaba un texto de la biblia que dice que la mujer sabia edifica su casa y la necia la destruye y me daban consejos para que yo no lo haga enojar”.

Leer más: http://informatesalta.com.ar/noticia/126808/graciela-quipildor-una-historia-de-quiebre-y-libertad

Link to comment
Share on other sites


  • Views 542
  • Replies 0
  • Created
  • Last Reply

Popular Days

Posted Images

 Share





×
×
  • Create New...

Important Information

Terms of Service Confirmation Terms of Use Privacy Policy Guidelines We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.