Jump to content
The World News Media

“Nadie tiene mayor amor que este”


Raquel Segovia
 Share

Recommended Posts

  • Member

“Mi seguidor” pág. 172

    Hello guest!

“¡MIREN! ¡El hombre!” Con estas palabras, el gobernador romano Poncio Pilato presenta a Jesucristo ante la multitud encolerizada que se ha reunido al amanecer en las afueras de su palacio. Es el día de Pascua del año 33 (

    Hello guest!
). Hace apenas unos días que las multitudes aclamaron a Jesús en su triunfal entrada a Jerusalén como el Rey que Dios ha nombrado, pero hoy la muchedumbre hostil lo ve con otros ojos.

 Jesús lleva un manto de color púrpura, propio de la realeza, y una corona sobre la cabeza. Pero el manto, puesto sobre la espalda destrozada por los azotes, y la corona, tejida de espinas e incrustada en el ensangrentado cuero cabelludo, son en realidad una burla a su condición de rey. La gente, agitada por los sacerdotes principales, rechaza al hombre que tiene ante sí. Los sacerdotes vociferan: “¡Al madero con él! ¡Al madero con él!”. Movido por un odio asesino, el pueblo grita: “Debe morir” (

    Hello guest!
).

 Jesús soporta la humillación y el sufrimiento con dignidad y valor, sin quejarse.

    Hello guest!
 Está preparado para morir. Más tarde ese día de Pascua se somete por voluntad propia a una muerte dolorosa en un madero de tormento (
    Hello guest!
    Hello guest!
).

Al dar su vida, Jesús demostró que era un verdadero amigo de sus discípulos. “Nadie tiene mayor amor que este: que alguien entregue su alma a favor de sus amigos”, dijo (

    Hello guest!
). Pero esto hace surgir algunas importantes preguntas. ¿Era realmente necesario que Jesús sufriera tanto y luego muriera? ¿Por qué estuvo dispuesto a pasar por todo aquello? ¿De qué modo podemos imitar su ejemplo quienes deseamos ser “sus amigos” y seguidores?

¿Por qué era necesario que Jesús sufriera y muriera?

Como el prometido Mesías, Jesús sabía lo que le esperaba. Conocía las numerosas profecías de las Escrituras Hebreas que describían en detalle sus sufrimientos y su muerte (

    Hello guest!
    Hello guest!
    Hello guest!
). Más de una vez preparó a sus discípulos para los padecimientos que soportaría (
    Hello guest!
    Hello guest!
). Cuando iba de camino a Jerusalén para celebrar su última Pascua, les explicó a los apóstoles: “El Hijo del hombre será entregado a los sacerdotes principales y a los escribas, y lo condenarán a muerte y lo entregarán a hombres de las naciones, y se burlarán de él y le escupirán y lo azotarán y lo matarán” (
    Hello guest!
). Estas no fueron palabras vacías. En efecto, como ya vimos, se burlaron de él, le escupieron, lo azotaron y lo mataron.

 Ahora bien, ¿por qué era necesario que Jesús sufriera y muriera? Por razones de gran importancia. En primer lugar, con su lealtad mostraría de forma innegable que era fiel a Jehová y que apoyaba su soberanía. Recordemos que Satanás aseguró falsamente que las personas solo servían a Dios por motivos egoístas (

    Hello guest!
). Al ser fiel “hasta la muerte [...] en un madero de tormento”, Jesús dio una respuesta contundente a esta acusación infundada de Satanás (
    Hello guest!
    Hello guest!
). En segundo lugar, los sufrimientos y la muerte del Mesías expiarían los pecados de la humanidad (
    Hello guest!
    Hello guest!
    Hello guest!
). Jesús dio “su alma en rescate [...] por muchos” y abrió el camino para que tuviéramos una buena relación con Dios (
    Hello guest!
). En tercer lugar, al aguantar todo tipo de penalidades, fue “probado en todo sentido igual que nosotros”; de ahí que sea un Sumo Sacerdote compasivo, capaz de “condolerse de nuestras debilidades” (
    Hello guest!
    Hello guest!
).

¿Por qué estuvo dispuesto a dar su vida?

 Para apreciar en toda su dimensión lo que Jesús estuvo dispuesto a hacer, pensemos en lo siguiente: ¿qué hombre deja su casa y su familia, y se va a un país extranjero si sabe que la mayoría de la gente allí lo rechazará, que padecerá humillaciones y sufrimientos y que al final lo matarán? Ahora reflexionemos en lo que Jesús hizo. Aunque gozaba de una posición única en los cielos al lado de su Padre, dejó voluntariamente su hogar y vino a la Tierra como hombre. Lo hizo sabiendo que sería rechazado por la mayoría y que padecería crueles humillaciones, intenso sufrimiento y una muerte dolorosa (

    Hello guest!
). ¿Qué lo motivó a hacer un sacrificio como ese?

Lo que motivó a Jesús fue ante todo el profundo amor que le tenía a su Padre. De hecho, fue el amor a Dios lo que lo impulsó a aguantar. También fue la razón por la que le preocupaban tanto el nombre y la buena reputación de su Padre (

    Hello guest!
    Hello guest!
    Hello guest!
). Más que todo lo demás, él quería que el nombre divino quedara limpio de toda la deshonra de que había sido objeto. No había para él mayor honor que sufrir por causa de la justicia, pues sabía que su integridad contribuiría a santificar el grandioso nombre de su Padre (
    Hello guest!
).

 Jesús tenía otro motivo para dar su vida: su amor por la humanidad, un amor que se remonta al mismo comienzo de la historia humana. La Biblia revela que sentía ese amor desde mucho tiempo antes de venir a la Tierra, pues dice respecto a él: “El objeto de mi cariño [eran] los hijos de los hombres” (

    Hello guest!
). Su amor se hizo evidente durante toda su vida aquí. Como aprendimos en los tres capítulos anteriores, Jesús demostró de muchas maneras su amor tanto por la humanidad en general como por sus seguidores en particular. Pero el 14 de nisán del año 33 dio gustosamente su alma por nosotros (
    Hello guest!
). ¿Tendremos que imitarlo también a este respecto? ¡Por supuesto que sí! De hecho, es un mandato que él nos da.

“Que se amen unos a otros [...] así como yo los he amado”

10, 11. ¿En qué consiste el nuevo mandamiento que dio Jesús a sus discípulos, y por qué es importante cumplirlo?

10 La noche antes de su muerte, Jesús dijo a sus discípulos más cercanos: “Les doy un nuevo mandamiento: que se amen unos a otros; así como yo los he amado, que ustedes también se amen los unos a los otros. En esto todos conocerán que ustedes son mis discípulos, si tienen amor entre sí” (

    Hello guest!
). ¿En qué sentido es “[amarse] unos a otros” “un nuevo mandamiento”? Es verdad que la Ley mosaica ya ordenaba: “Tienes que amar a tu prójimo como a ti mismo” (
    Hello guest!
). Pero el nuevo mandamiento exige un amor aún mayor, uno que nos impulse a dar la vida por otras personas. El propio Jesús lo aclaró al decir: “Este es mi mandamiento: que ustedes se amen unos a otros así como yo los he amado a ustedes. Nadie tiene mayor amor que este: que alguien entregue su alma a favor de sus amigos” (
    Hello guest!
). Dicho de otro modo, el nuevo mandamiento es: “Ama al prójimo, no como a ti mismo, sino más que a ti mismo”. Con su vida y muerte, Jesús ejemplificó esta clase de amor.

¿Por qué es importante cumplir el nuevo mandamiento? Recordemos que Jesús dijo: “En esto [es decir, el amor abnegado] todos conocerán que ustedes son mis discípulos”. Así es, el amor abnegado nos identifica como cristianos verdaderos. Podemos compararlo con un distintivo, como la tarjeta que llevan en la solapa quienes asisten a las asambleas anuales de los testigos de Jehová y que indica su nombre y su congregación. Del mismo modo, el amor abnegado que sienten unos por otros los auténticos cristianos es su “distintivo”. En otras palabras, el amor mutuo debe ser tan evidente que las personas que nos observen puedan “distinguirnos” como los verdaderos seguidores de Cristo. Por eso, cada uno debe preguntarse: “¿Se ve claramente en mi vida que llevo el ‘distintivo’ del amor abnegado?”.

¿Qué implica mostrar amor abnegado?

 Como seguidores de Jesús, es preciso que nos amemos como él nos amó, lo que quiere decir que debemos estar dispuestos a sacrificarnos por nuestros hermanos. ¿Hasta qué punto? La Biblia nos dice: “En esto hemos venido a conocer el amor, porque aquel entregó su alma por nosotros; y nosotros estamos obligados a entregar nuestras almas por nuestros hermanos” (

    Hello guest!
). Al igual que Jesús, tenemos que estar dispuestos a morir los unos por los otros si es necesario. En tiempos de persecución, preferimos sacrificar nuestra vida antes que traicionar a nuestros hermanos espirituales y poner en peligro la suya. En países divididos por conflictos étnicos o raciales, arriesgamos la vida para protegerlos sin importar a qué grupo pertenezcan. Y cuando las naciones entran en guerra, preferimos ir a prisión o hasta morir antes que tomar las armas para atacar a otras personas, se trate de nuestros hermanos o no (
    Hello guest!
    Hello guest!
    Hello guest!
).

 Pero estar dispuestos a morir por nuestros hermanos no es la única forma de mostrar amor abnegado; al fin y al cabo, muy pocos de nosotros tendremos alguna vez que hacer semejante sacrificio. No obstante, si nuestro amor llega hasta ese punto, ¿no deberíamos entonces estar dispuestos a hacer sacrificios más pequeños, a poner a un lado nuestra comodidad por ayudarles? Ser abnegados significa renunciar a nuestros intereses en beneficio de los demás, anteponer el bien ajeno al propio, aunque ello implique alguna incomodidad (

    Hello guest!
). ¿De qué maneras prácticas podemos mostrar ese amor altruista?

En la congregación y en la familia

Los superintendentes cristianos hacen muchos sacrificios para “pastore[ar] el rebaño de Dios” (

    Hello guest!
). Aparte de cuidar de sus propias familias, quizás tengan que dedicar tiempo en las noches o los fines de semana a atender asuntos de la congregación, como discursos, visitas de pastoreo y casos judiciales. Muchos hacen incluso otros sacrificios, ya que trabajan arduamente en las asambleas o son miembros de los Comités de Enlace con los Hospitales, los Grupos de Visita a Pacientes o los Comités Regionales de Construcción. Ancianos, nunca olviden que al servir de buena gana —dedicando tiempo, energías y recursos a pastorear el rebaño—, están manifestando amor abnegado (
    Hello guest!
). Sus esfuerzos altruistas no solo son valorados por Jehová, sino también por la congregación a la que sirven (
    Hello guest!
    Hello guest!
).

 ¿Y qué podemos decir de las esposas de los ancianos? ¿No hacen ellas también sacrificios para que sus esposos puedan cuidar del rebaño? No cabe duda de que para ellas es un sacrificio cuando su cónyuge tiene que dedicar a los asuntos de la congregación tiempo que podría pasar con la familia. Pensemos, además, en las esposas de los superintendentes viajantes y los sacrificios que hacen para acompañarlos de congregación en congregación y de circuito en circuito. Se privan de tener su propia casa y tal vez tengan que dormir en una cama diferente cada semana. Sin duda alguna, todas estas cristianas merecen encomio, pues de manera altruista y generosa anteponen los intereses de la congregación a los suyos (

    Hello guest!
).

6 ¿Cómo podemos demostrar amor abnegado en la familia? Padres, ustedes hacen muchos sacrificios para mantener a sus hijos y para criarlos “en la disciplina y regulación mental de Jehovᔠ(

    Hello guest!
). Quizás tengan que dedicar largas horas a trabajos agotadores tan solo para poner el pan en la mesa y dar a sus hijos abrigo y un techo donde vivir. Incluso prefieren sufrir privaciones antes que ver a sus hijos pasar necesidades. Y todo esto sin contar el tiempo que dedican a enseñarles, llevarlos a las reuniones cristianas y trabajar con ellos en el ministerio del campo (
    Hello guest!
). Su amor y entrega bien vale la pena, pues le complace al Autor de la familia y puede significar, además, vida eterna para sus hijos (
    Hello guest!
    Hello guest!
).

 

 Esposos, ¿cómo pueden demostrar amor abnegado, tal como hizo Jesús? La Biblia da la respuesta: “Continúen amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella” (

    Hello guest!
). Como hemos visto, Jesús amó tanto a sus seguidores que llegó a dar su vida por ellos. ¿De qué manera imita el esposo cristiano la actitud altruista de Jesús, quien “no se agradó a sí mismo”? (
    Hello guest!
.) Por ejemplo, pone con gusto los intereses y necesidades de su esposa antes que los suyos. Además, no insiste rígidamente en que las cosas se hagan a su manera, sino que está dispuesto a ceder si no se viola ningún principio bíblico. El esposo que actúa de ese modo se gana la aprobación de Jehová, así como el amor y respeto de su esposa e hijos.

¿Qué haremos nosotros?

Si bien cumplir el nuevo mandamiento de amarnos los unos a los otros no es fácil, contamos con una motivación muy poderosa. Pablo escribió: “El amor que el Cristo tiene nos obliga, porque esto es lo que hemos juzgado, que un hombre murió por todos [...] para que los que viven no vivan ya para sí, sino para el que murió por ellos y fue levantado” (

    Hello guest!
). Dado que Jesús murió por nosotros, ¿no deberíamos sentirnos obligados a vivir para él? Podemos hacerlo siguiendo su ejemplo de amor abnegado.

Tal como ya hemos visto, Jesús no estaba exagerando cuando dijo: “Nadie tiene mayor amor que este: que alguien entregue su alma a favor de sus amigos” (

    Hello guest!
). De hecho, al entregar de buena gana su alma por nosotros, demostró más allá de toda duda cuánto nos ama. No obstante, hay alguien que nos ama aún más. Jesús explicó quién es al decir: “Tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que ejerce fe en él no sea destruido, sino que tenga vida eterna” (
    Hello guest!
). Dios nos ama tanto que dio a su Hijo como rescate, haciendo así posible nuestra liberación del pecado y la muerte (
    Hello guest!
). Sin lugar a dudas, el rescate es un regalo valiosísimo que nos da Jehová, pero él no nos obliga a aceptarlo.

Nos toca a nosotros decidir si aceptamos este regalo de Jehová. ¿Y cómo lo hacemos? ‘Ejerciendo fe’ en su Hijo. La fe, sin embargo, no consiste solo en palabras, sino que se prueba por hechos, por nuestra manera de vivir (

    Hello guest!
). Demostramos que ejercemos fe en Jesucristo siguiéndolo día a día. Si así lo hacemos, recibiremos grandes bendiciones tanto ahora como en el futuro, tal como explica el último capítulo de este libro.

Dos veces le escupieron a Jesús ese día, primero los líderes religiosos y después los soldados romanos (

    Hello guest!
    Hello guest!
). Ni siquiera entonces se quejó, cumpliendo así estas palabras proféticas: “No retiré la cara de los que me insultaban y escupían” (
    Hello guest!
, Versión Popular).

Link to comment
Share on other sites


  • Views 136
  • Replies 0
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Popular Days

Top Posters In This Topic

 Share





  • Recently Browsing

    • No registered users viewing this page.
  • Popular Contributors

  • Topics

  • Posts

  • Members

    • Pudgy

      Pudgy 190

      Member
      Joined:
      Last active:
  • Recent Status Updates

    • misette  »  Gilles h

      Bonsoir Gilles
      S'il te plait, aurais-tu le samedi après-midi de l'assemblée régionale 2021
      Je te remercie
       
      · 2 replies
    • Eric Ouellet

      Soyons reconnaissant devant toutes ses oeuvres
       
      Le Dieu des dieux, Jéhovah, parle ;
      il convoque la terre
      depuis le soleil levant jusqu’au soleil couchant.
      De Sion, la perfection de la beauté, Dieu rayonne.
      Notre Dieu viendra et ne pourra pas garder le silence.
      Il y a un feu dévorant devant lui,
      et une violente tempête fait rage autour de lui.
      Il convoque les cieux et la terre
      pour juger son peuple :
       « Rassemblez auprès de moi mes fidèles,
      ceux qui concluent une alliance avec moi par un sacrifice. »
      Les cieux proclament sa justice,
      car Dieu lui-même est Juge. (Sèla.)
       « Écoute, ô mon peuple, je vais parler ;
      ô Israël, je vais témoigner contre toi.
      Je suis Dieu, ton Dieu.
      Ce n’est pas pour tes sacrifices que je te réprimande,
      ni pour tes holocaustes, qui sont constamment devant moi.
      Je n’ai pas besoin de prendre un taureau de ta maison
      ni des boucs de tes enclos.
      Car tous les animaux sauvages de la forêt m’appartiennent,
      même les bêtes sur mille montagnes.
      Je connais tous les oiseaux des montagnes;
      les innombrables animaux des champs sont à moi.
      Si j’avais faim, je ne te le dirais pas,
      car le sol productif m’appartient, avec tout ce qui s’y trouve.
      Vais-je manger la viande des taureaux
      et boire le sang des boucs?
      Offre en sacrifice à Dieu ta reconnaissance
      et acquitte-toi des vœux que tu as faits au Très-Haut;
      appelle-moi en temps de détresse.
      Je te secourrai, et tu me glorifieras. »
      Mais Dieu dira au méchant :
      « De quel droit récites-tu mes prescriptions
      ou parles-tu de mon alliance?
      Car tu détestes la discipline,
      et sans cesse tu tournes le dos à mes paroles.
      Quand tu vois un voleur, tu l’approuves,
      et tu fréquentes les personnes adultères.
      Avec ta bouche, tu répands le mal,
      et tu attaches la tromperie à ta langue.
      Tu t’assieds et tu parles contre ton frère;
      tu révèles les défauts du fils de ta propre mère.
      Quand tu faisais ces choses, je gardais le silence,
      alors tu t’es dit que j’étais comme toi.
      Mais, à présent, je vais te réprimander
      et exposer ce que j’ai contre toi.
      Réfléchissez à ceci, s’il vous plaît, vous qui oubliez Dieu,
      sinon je vous déchirerai et il n’y aura personne pour vous secourir.
      Celui qui offre en sacrifice sa reconnaissance me glorifie ;
      et à celui qui est déterminé à bien agir
      je ferai voir le salut de Dieu. »

      · 0 replies
    • Eric Ouellet

      Dieu aime les prières et la sincérité de ses serviteurs humbles
       
      Dieu aime la bonté de coeur envers autrui et non aux sacrifices et holocaustes d'animaux sauvages et domistiques.
      Dans ton amour fidèle, accorde-moi ta faveur, ô Dieu.
      Dans ta grande miséricorde, efface mes transgressions.
      Lave-moi complètement de ma faute
      et purifie-moi de mon péché.
      Car je suis bien conscient de mes transgressions,
      et mon péché est constamment devant moi.
      C’est contre toi que j'ai failli, oui j'ai fait le mal
      devant tes yeux.
      Ainsi, tu es juste quand tu parles,
      tu es droit quand tu juges.
      Vois ! Je suis né coupable
      et, depuis l’instant où ma mère m’a conçu, je suis pécheur.
      Vois ! Tu prends plaisir à la vérité dans le fond du cœur;
      enseigne-moi la vraie sagesse, au plus profond de moi.
      Purifie-moi de mon péché avec l’hysope, pour que je sois pur;
      lave-moi, pour que je sois plus blanc que la neige.
      Fais-moi entendre le son de l’allégresse et de la joie,
      pour que les os que tu as broyés se réjouissent.
      Détourne ton visage de mes péchés
      et efface toutes mes fautes.
      Crée en moi un cœur pur, ô Dieu,
      et mets en moi un esprit nouveau, ferme.
      Ne me chasse pas de ta présence ;
      ne m’enlève pas ton esprit saint.
      Redonne-moi la joie d’être sauvé par toi;
      éveille en moi la volonté de t’obéir.
      Je veux enseigner tes chemins aux transgresseurs,
      pour que les pécheurs reviennent à toi.
      Libère-moi de la culpabilité de meurtre, ô Dieu, mon Dieu sauveur,
      pour que ma langue puisse proclamer joyeusement ta justice.
      Ô Jéhovah, ouvre mes lèvres
      pour que ma bouche proclame ta louange.
      Car tu ne veux pas de sacrifices — autrement, j’en donnerais ;
      tu ne prends pas plaisir aux holocaustes.
      Le sacrifice qui plaît à Dieu, c’est un esprit brisé ;
      un cœur brisé et broyé, ô Dieu, tu ne le rejetteras pas.
      Dans ta bienveillance, agis pour le bien de Sion ;
      bâtis les murailles de Jérusalem.
      Alors tu prendras plaisir aux sacrifices de justice,
      aux holocaustes et aux offrandes totales ;
      alors on offrira des taureaux sur ton autel.


      · 0 replies
    • Eric Ouellet

      Dieu aime les prières et la sincérité de ses serviteurs humbles
       
      Dieu aime la bonté de coeur envers autrui et non aux sacrifices et holocaustes d'animaux sauvages et domistiques.
      Dans ton amour fidèle, accorde-moi ta faveur, ô Dieu.
      Dans ta grande miséricorde, efface mes transgressions.
      Lave-moi complètement de ma faute
      et purifie-moi de mon péché.
      Car je suis bien conscient de mes transgressions,
      et mon péché est constamment devant moi.
      C’est contre toi que j'ai failli, oui j'ai fait le mal
      devant tes yeux.
      Ainsi, tu es juste quand tu parles,
      tu es droit quand tu juges.
      Vois ! Je suis né coupable
      et, depuis l’instant où ma mère m’a conçu, je suis pécheur.
      Vois ! Tu prends plaisir à la vérité dans le fond du cœur;
      enseigne-moi la vraie sagesse, au plus profond de moi.
      Purifie-moi de mon péché avec l’hysope, pour que je sois pur;
      lave-moi, pour que je sois plus blanc que la neige.
      Fais-moi entendre le son de l’allégresse et de la joie,
      pour que les os que tu as broyés se réjouiss.
      Détourne ton visage de mes péchés
      et efface toutes mes fautes.
      Crée en moi un cœur pur, ô Dieu,
      et mets en moi un esprit nouveau, ferme.
      Ne me chasse pas de ta présence ;
      ne m’enlève pas ton esprit saint.
      Redonne-moi la joie d’être sauvé par toi;
      éveille en moi la volonté de t’obéir.
      Je veux enseigner tes chemins aux transgresseurs,
      pour que les pécheurs reviennent à toi.
      Libère-moi de la culpabilité de meurtre, ô Dieu, mon Dieu sauveur,
      pour que ma langue puisse proclamer joyeusement ta justice.
      Ô Jéhovah, ouvre mes lèvres
      pour que ma bouche proclame ta louange.
      Car tu ne veux pas de sacrifices — autrement, j’en donnerais ;
      tu ne prends pas plaisir aux holocaustes.
      Le sacrifice qui plaît à Dieu, c’est un esprit brisé ;
      un cœur brisé et broyé, ô Dieu, tu ne le rejetteras pas.
      Dans ta bienveillance, agis pour le bien de Sion ;
      bâtis les murailles de Jérusalem.
      Alors tu prendras plaisir aux sacrifices de justice,
      aux holocaustes et aux offrandes totales ;
      alors on offrira des taureaux sur ton autel.


    • Shirley Lowery

      Hello to all my Spiritual Brothers and Sisters! I haven't been on here in a while, because as of August 17, 2021, I moved to Commerce, Texas! I was on the Commerce Housing Authority Waiting list since 2019!  I was selected to receive my one bedroom apartment, with my Chihuahua, with my precious Babyboy, who is now 16 years old! and I signed my lease on August 5, 2021, and had my gas turned on! We have a very small Congregation of 71 publishers, including me!  I haven't been to our beautiful Kingdomhall yet, but I did take some photos of the outside of it! I'm praying that we are one of the Congregations, chosen to start attending in person, our pilot meetings that many countries are now attending! Puerto Rico, Chile, and Australia are a few chosen right now! There's three Shirley's in my Congregation!  Two elderly sisters, one is white, she's No.1 , and another  elderly sister who is black, she's No.2, and I'm ShirleyL3!  One sister lovingly named me that! I feel special now! I haven't been given an assignment yet, but soon I will!  I really enjoyed our "POWERFUL by FAITH" Regional Convention so much!  We needed all the Spiritual Encouragement which focused on all of us! Also, all those beautiful videos, and the real life experiences! July 29, 1972, was my baptism date! 49 years now, serving Jehovah! I was 15 when I dedicated my life to serve Jehovah! I'm 64 years young now, and still faithfully serving Jehovah! I do telephone witnessing now! Which lots of people hang up on me, but I'm used to it now! All that matters is that I'm giving Jehovah my best!  I'm so excited about our Special Campaign now!  Only Jehovah reads hearts!  Hopefully lots of people will show some interest!  This year 2021 is almost over! I received both doses of Moderna, and have to wait till I turn 65 in May, to receive my Booster shot! We lost over 17, 000 brothers and sisters to Covid-19! My prayers are with them and their families! Soon, as Jehovah has promised, they will welcome their loved ones back in their lives, during the resurrection! I love it here so much, everyone is very friendly! I just love my Congregation too! I hope everyone makes their personal decision to get vaccinated! Also I hope everyone has a great rest of 2021! Let's see what Jehovah has in store for us in 2022! Were having our Circuit Assembly on November 27, 2021!  Take care of yourselves, be safe, and always trust in Jehovah!!!  Have a great weekend everybody, agape love, Sister Shirley Ann Lowery! 
      · 1 reply
  • Forum Statistics

    • Total Topics
      64.3k
    • Total Posts
      135.2k
  • Member Statistics

    • Total Members
      17,148
    • Most Online
      1,592

    Newest Member
    jabronjames
    Joined
×
×
  • Create New...

Important Information

Terms of Service Confirmation Terms of Use Privacy Policy Guidelines We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.