Jump to content

El “Diario de una criatura no nacida” va a la escuela


Raquel Segovia
 Share

Recommended Posts

  • Member

g83 8/3 pág. 16

 

NUESTRA profesora de inglés nos pidió que escribiéramos un ensayo sobre algún artículo que hubiéramos leído en alguna revista de fecha reciente. En ese entonces, el número corriente de ¡Despertad! tenía una serie de artículos acerca del aborto. Puesto que los abortos son comunes, hasta entre estudiantes de escuela secundaria, escogí escribir sobre ese tema. Cuando presenté mi informe a la clase, leí el “Diario de una criatura no nacida” (¡Despertad! del 22 de septiembre de 1980, página 16). La clase escuchó atentamente, y al final, cuando el bebé dice: “Hoy mi mamá me mató”, casi todos suspiraron, con mucha pena.

Después de la clase una jovencita se acercó a mí y me preguntó: “¿Puedes darme esa revista?”. Me explicó que su mamá quería provocarse un aborto, pero ella quería muchísimo tener un hermanito o una hermanita... preferiblemente un hermanito. Le di la revista; ella se la dio a su mamá, y la mañana siguiente su mamá dijo que había cambiado de parecer. Daría a luz al bebé; no se provocaría el aborto. Más adelante la mamá se sometió a una prueba para determinar el sexo del infante... la prueba mostró que éste sería varón. ¡La jovencita se alegró muchísimo!

Yo también estaba contenta. ¡El testificar a otras personas puede salvar vidas en más de un sentido! (De una Testigo joven, de Ontario, Canadá.)

En mi tercer año de escuela secundaria varios alumnos tuvimos que preparar un drama sobre un tema relacionado con el hogar. Yo sugerí el tema del aborto, y mis compañeros lo aprobaron. La representación se trató de una familia cuyos miembros hacían lo que querían. La hija cometió fornicación y llegó a estar encinta. Cuando los demás miembros de la familia se enteraron de esto, dijeron lo que a ellos les parecía que se debía hacer, pero dejaron que la joven tomara la decisión. Mientras la joven meditaba sobre el asunto ante el auditorio, se oyó una grabación del “Diario de una criatura no nacida”. El drama concluyó con las últimas palabras del diario: “Hoy mi mamá me mató”.

Hubo silencio en la clase. Muchos alumnos se quedaron sentados mientras las lágrimas corrían por las mejillas. Otros estuvieron a punto de llorar, pero se contuvieron. A todos les conmovió profundamente el “Diario de una criatura no nacida”. Por fin la profesora, quien también tenía lágrimas en los ojos, dijo: “Pues, ¿no van a aplaudir?”. Los alumnos salieron de su estado de tristeza, y todos prorrumpieron en aplausos. La profesora preguntó dónde yo había conseguido esta información, y le mostré el diario tal como se publicó en la revista ¡Despertad!

Este drama hizo surgir muchos comentarios tanto entre los alumnos como entre los profesores. (Experiencia de una Testigo joven de Ensenada, Baja California del Norte, México.)

Link to comment
Share on other sites


  • Views 42
  • Replies 0
  • Created
  • Last Reply

Top Posters In This Topic

Popular Days

Top Posters In This Topic

Popular Days

 Share





×
×
  • Create New...

Important Information

Terms of Service Confirmation Terms of Use Privacy Policy Guidelines We have placed cookies on your device to help make this website better. You can adjust your cookie settings, otherwise we'll assume you're okay to continue.